Kerzhakov y Maresca se abrazan tras el segundo gol del Sevilla
Kerzhakov y Maresca se abrazan tras el segundo gol del Sevilla. Marcelo del Pozo/Reuters

El Sevilla tiene músculo. Después del maratoniano choque europeo en Ucrania del pasado jueves, el equipo que entrena Juande Ramos no flaqueó ante el Celta en el Sánchez Pizjuán y mantuvo firme su pulso con el Barcelona al frente de la clasificación de Primera (53 puntos).

El Sevilla demostró su fuerza desde el principio y explotó su juego por las bandas.

Mientras, los gallegos, bien colocados, se defendían con mucho orden buscando la genialidad de Baiano.

El Sevilla demostró su fuerza desde el principio y explotó su juego por las bandas

Alves, Maresca, Navas y Kerzhakov protagonizaron el monólogo sevillista que interpretó a la perfección Pinto para salir indemne. La recompensa al asedio llegó en la segunda mitad por culpa del de siempre.

Kanouté, Pichichi de la Liga con 19 goles, tranformó un penalti señalado por manos de Gustavo López.

Con el 1-0, el Sevilla vio como se le ponía el choque aún más de cara con la expulsión de Canobbio por una entrada sobre Navas. Pese a todo, los de Nervión no lograron sentenciar hasta el descuento con un tanto de Kerzhakov.

FICHA TÉCNICA

Sánchez Pizjuán:45.000 espectadores
Sevilla (2): Palop (Cobeño, min.46); Daniel Alves, Aitor Ocio, Escudé, David; Jesús Navas, Martí, Maresca, Adriano (Puerta, min.80); Kerzhakov y Kanouté (Poulsen, min.62).
Celta (0): Pinto; Ángel, Yago, Lequi, Placente; Jonathan Vila (Bamogo, m.60), Tamas (Jonathan Aspas, m.46); Gustavo López (Jorge, m.78), Canobbio, Nené; y Baiano.
Goles: 1-0 (min.51): Kanouté, de penalti. 2-0 (min.93): Kerzhakov.
Árbitro: Rubinos Pérez (Comité Madrileño). Expulsó con roja directa al céltico Canobbio (m.73) por fuerte entrada a Jesús Navas. Amonestó a Gustavo López, Jonathan Aspas y Placente.