Ben Yedder y Juanfran
Ben Yedder y Juanfran en el Sevilla - Atlético. EFE

El primer tiempo fue de amplio dominio del Sevilla, que consiguió meter muy atrás al Atlético de Madrid, sin que el equipo entrenado por Diego Pablo Simeone consiguiera desplegarse al contragolpe.

Roque Mesa, nada más arrancar el encuentro, se sacó una excelente volea que no entró por poco. El equipo de Machín recuperaba muy rápido la pelota tras pérdida, y en el minuto 35 André Silva se sacó un excelente remate que, tras rozar Oblak, se estrelló violentamente contra el palo.

El Sevilla seguía apretando, y en el minuto 37 logró ponerse por delante en el marcador, después de que Jesús Navas –que fue un dolor de cabeza para la zaga rojiblanca- metiera el balón el área, donde Ben Yedder, tras tocar Carriço metió la pelota en la portería.

El Atlético de Madrid estaba realmente tocado, pero en el minuto 45 Griezmann sacó el conejo de la chistera. Carriço hizo una falta muy inocente en la frontal del área, y desde ahí el francés no perdonó, igualando la contienda con un excelso disparo por encima de la barrera.

La segunda parte siguió el mismo guión, con un Sevilla constantemente jugando en campo rival y generando las ocasiones más claras, aunque es cierto que el Atlético de Madrid comenzó a desplegarse con más frecuencia, algo que no sucedió con tanta facilidad en los primeros 45 minutos.

En el minuto 69, Ben Yedder se sacó un excelente disparo que se marchó rozando el palo, aunque el Atlético de Madrid supo responder. Griezmann, en el minuto 82, tuvo una ocasión clarísima, pero falló un claro mano a mano, definiendo mal contra Vaclik.

Esa ocasión terminó de romper el encuentro, y en el minuto 84 Gangnon, que se sumó al ataque, disparó con violencia desde la frontal del área y Oblak consiguió desviar a córner, y la respuesta visitante fue un remate de media distancia de Thomas que sacó muy bien Vaclik.