El Sevilla abraza la felicidad
Los jugadores del Sevilla se abrazan tras marcar un gol. (EFE)
Ya lo dijo el técnico utrerano Joaquín Caparrós, un hombre muy querido por esta tierra: «El Sevilla huele a campeón».

El equipo que entrena el manchego Juande Ramos cerró, con la goleada (4-0) el pasado miércoles en el Sánchez Pizjuán al Deportivo, el mejor año de su siglo de historia.

Actual campeón de la Copa de la UEFA, de la Supercopa de Europa y líder de la Liga, los de Nervión también cuentan en sus filas con el Pichichi de Primera: Frederic Kanouté.

El delantero de Malí, de 29 años, acumula 14 goles en los 16 partidos disputados y es el delantero de moda del fútbol español, por delante del zaragocista Diego Milito (11 goles), el madridista Van Nistelrooy (9 goles) o el valencianista Villa (8 goles). «Debemos seguir así y que el próximo año sea como éste. Esto tiene muy buena pinta, pero no hay que parar de trabajar», afirmó ayer el delantero de 192 cm.

Tras los pasos de Arza

De seguir en esta línea, Kanouté podría convertirse en el segundo futbolista del Sevilla que consigue ganar el trofeo Pichichi, tras Juan Arza, quien lo hizo en la campaña 1954-55 anotando un total de 28 goles.

Individualidades aparte, lo que queda claro es que el Sevilla funciona desde la portería hasta el utillero y que los tres fichajes de invierno que prometió el otro día públicamente el presidente del club, José María del Nido, fortalecerán aún más a un equipo que para 2007 tiene un listón, quizá, demasiado alto.

Quieren llevarse a Puerta y Navas

Jesús Rodríguez de Moya, representante de Antonio Puerta y Jesús Navas, comentó ayer que espera que Sevilla mejore los contratos de ambos canteranos, cosa que no ha sucedido hasta este momento. «Hay un club de fuera, muy importante, que considera el fichaje de estos dos jugadores porque quiere tener a los mejores de España», dijo Rodríguez de Moya.