Seve instruye a su hijo

El cántabro de Pedreña se lleva de ‘caddie’ a Javier, de 16 años, al 135º Abierto Británico que comienza hoy en el Royal Liverpool.
Javier escucha atentamente las palabras de su padre, Severiano Ballesteros. (Gerry Penny / EFE)
Javier escucha atentamente las palabras de su padre, Severiano Ballesteros. (Gerry Penny / EFE)
De los seis españoles (Severiano Ballesteros, Chema  Olazábal, Sergio García, Miguel Ángel Jiménez, Gonzalo Fernández-Castaño y Carlos Rodiles) que partirán hoy del primer hoyo del campo del Royal Liverpool de Hoylake (Inglaterra), uno, por lo menos, es consciente de que no tiene posibilidades de ganar el 135 º Abierto Británico. Seve, el cántabro de Pedreña que salió victorioso de las Islas Británicas en 1979, 1984 y 1988, sabe que a sus 49 años, a pesar de que haya mejorado de sus dolores de espalda, no puede luchar ya por la Jarra de Clarete. Tampoco lo pretende. Su labor será enseñar a su hijo Javier de 16 años, que sueña con ser algún día profesional, los secretos de un deporte selectivo. Y la mejor forma es dejarle que lleve la bolsa de palos a su padre.

39 años después

El Abierto Británico regresa al Royal Liverpool después de 39 años. En la última edición disputada allí, en 1967, el argentino Roberto Vicenzo ganó su primer y único major (gran torneo) con dos golpes sobre el mejor jugador de la historia, el estadounidense Jack Nicklaus, superando los vientos racheados que soplan por la proximidad del mar y sobreponiéndose a la dificultad de una hierba especialmente alta y tupida.

En 2006 nada ha cambiado, sólo que los favoritos (David Howell, Vijay Singh, Ernie Els y Phil Mickelson) tendrán que enfrentarse a la tradición que se ha instaurado en nueve de las últimas 11 ediciones de que gane un estadounidense. El último, Tiger Woods, espera repetir el triunfo de 2005.

6.637 metros de largo tiene el campo inglés, siendo un exigente par 72.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento