El italiano Sergio Scariolo confirmó este miércoles en rueda de prensa que deja el cargo de seleccionador nacional de baloncesto, puesto en el que será sustituido por Juan Antonio Orenga.

Ya había hablado con los jugadores y entendieron la decisión

Scariolo, que también es entrenador del Armani Milan, llegó al puesto en febrero de 2009 en sustitución de Aito García Reneses. Deja el puesto para dedicar mas tiempo a su familia.

"Ahora mismo era mejor persona y mejor entrenador que hace cuatro años. Ya había hablado con los jugadores y entendieron la decisión", dijo Scariolo en una rueda de prensa.

Su sustituto será Orenga, de 46 años, que es actualmente miembro del equipo técnico de la selección, y fue jugador de Estudiantes, Real Madrid, Unicaja y Cáceres.

El presidente de la Federación Española, José Luis Sáez, anunció que el nombramiento de Orenga no tiene carácter provisional y que quiere que el entrenador italiano, con el que España ha completado el mejor ciclo olímpico de su historia, siga vinculado con el proyecto técnico de su federación.

El hasta ahora seleccionador español manifestó: "Es la decisión adecuada para pasar más tiempo con mi familia. Es una prioridad. También es abrir algo nuevo. En cierta forma es un cargo público y no creo que haya que agarrarse mucho al cargo".

Asimismo, destacó el apoyo que había sentido siempre por parte de la afición y que éste le había hecho entender que dirigir un equipo nacional es mucho más importante que hacerlo en cualquier club. "Te da siempre un sentido de la responsabilidad", subrayó el técnico nacido en Brescia en 1961 y que en España ha entrenado al Baskonia, al Unicaja y al Real Madrid.

Scariolo habló con Pau Gasol y Navarro para explicarles sus motivos

Reveló que había hablado con Pau Gasol y con Juan Carlos Navarro, a efectos de representatividad, y que los dos habían entendido sus razones.

Reconoció que pasó momentos duros, que no pudo dar a algunos jugadores el mismo rol que tenían en sus clubes, y explicó que cuando tomó la decisión de descartar a alguno el desarrollo posterior de los acontecimientos y de la competición le habían dado la razón. "No tengo remordimientos", dijo al respecto.

Insistió en que siempre que alguien se quedó fuera, el cuerpo técnico siguió su evolución en su club, dejó las puertas abiertas y puso el ejemplo de Sergio Rodríguez, del Real Madrid, que no fue convocado en su día, pero el pasado verano regresó a la selección.

"No sé si estoy más emocionado ahora que cuando empecé con la selección española hace cuatro años", dijo Scariolo, que añadió: "No pensé que iban a ser cuatro años tan ricos".

A la pregunta de si descarta la vuelta, el italiano respondió: "Un entrenador es muy complicado que pueda hacer planes a largo plazo".