Sergi Llull
Sergi Llull, durante las primeras celebraciones del título de Copa de Rey que el Real Madrid de baloncesto sumó gracias a una postrera canasta suya. JORGE ZAPATA / EFE

El jugador del Real Madrid de baloncesto Sergio Llull, autor de la canasta decisiva que le dio el título de Copa del Rey a su equipo frente al Barcelona (77-76), ha señaldo este lunes que recordará "toda la vida" esa jugada. "Para mí es un orgullo, es una canasta que recordaré toda mi vida con mucho cariño. Estoy muy contento por ello. Piensas pocas cosas, sabes que queda poco tiempo y solo queda tirar. Luego cuando la metes, es una sensación espectacular, una felicidad absoluta y lo vas a celebrar con todos tus compañeros", opinó.

Casi todo el mérito es de Sergio Rodríguez. Él es el que sube el balón, el que lee la jugada y ve que le doblan

"Siempre es especial. La sensación de felicidad es todavía más grande porque el partido parecía que estaba ganado, luego parecía que estaba perdido. Es una mezcla de sensaciones muy fuerte en poco tiempo. Meter ese tiro es una alegría absoluta", añadió durante los actos de celebración en el Ayuntamiento y en la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Además quiso destacar la participación de Sergio Rodríguez en ese instante decisivo: "Casi todo el mérito es suyo. Él es el que sube el balón, el que lee la jugada y ve que le doblan y en seguida me la deja en la esquina. Ahí se acaba el tiempo y no queda otra que levantarla. Tuvimos la suerte de que entró y podemos celebrar esta Copa del Rey".

Llull tuvo buenas palabras hacia el Barcelona: "Es uno de los grandes, siempre hay que tenerlo en cuenta. Siempre nos pone las cosas muy difíciles. Es un derbi, es un partido especial y contra el Barcelona no hay favoritos. El partido de ayer fue muy bonito, de los que hacen afición". "Hemos hecho una Copa muy seria, tres partidos bastante buenos. La final fue un partido durísimo contra un gran rival como el Barcelona. Al final se resolvió a nuestro favor así que muy contentos", agregó.