Paolo Guerrero, delantero de Perú.
Paolo Guerrero, delantero de Perú, celebra un gol.  EFE

Solamente lograr el billete para el Mundial en la zona Sudamericana ya tiene un mérito tremendo, aunque sea en la repesca. Hacerlo dejando fuera a la Chile bicampeona continental y quedando a un solo punto de la Colombia de James y a dos de la Argenitina de Messi habla del paso adelante del fútbol peruano.ç

Nada menos que 36 años han pasado desde que la selección inca participará en un Campeonato del Mundo. Desde aquel campeonato lejano en el recuerdo que se disputo en España lleva esperando el pueblo peruano, por lo que la clasificación en sí ya es un éxito.

El argentino Ricardo Gareca ha sido el autor del milagro, un técnico que ha convertido a una selección sin estrellas en un equipo ordenado y con buen trato de balón. Superar a Dinamarca y a Australia, logrando así el billete para octavos, es el siguiente reto.

Para ello, podrán contar con su gran estrella, Paolo Guerrero. Tras ser sancionado por dar positivo en restos de cocaína, el delantero y ha estado meses defendiendo su inocencia y luchando para poder competir en el Mundial, y finalmente un tribunal suizo le dio la cautelar y el TAS no se ha opuesto.

La estrella: Jeffeson Farfán

Sin Guerrero, la Foquita es la referencia de la selección peruana. A sus 33 años, sigue en un gran momento de forma y su velocidad y su experiencia internacional serán la referencia de los Incas.