Vicente del Bosque
Vicente del Bosque durante el encuentro contra Turquía. REUTERS

El seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, admitió tras la victoria contra Turquía (1-0) en la fase previa del Mundial 2010, que su equipo había estado con "menos soltura que otras veces" y un "poco perezoso en la circulación del balón", aunque controló "bastante bien" el encuentro y mereció el triunfo.

"Ha sido un partido difícil para nosotros, entre otras cosas porque el rival nos ha puesto mucha resistencia y ha hecho un primer tiempo muy bueno. Hemos estado con menos soltura que otras veces. El segundo tiempo ha sido mejor por nuestra parte, no hemos sufrido prácticamente nada en defensa y hemos tenido ocasiones", valoró.

Ha sido un partido intenso con un gran rival

Para él, algunas de las dificultades de su equipo se debieron a las virtudes de Turquía. "No quiero subestimar el fútbol de los turcos, hay que alabarlos, y nosotros hemos estado un poco perezosos en la circulación del balón. Nos ha costado, pero también hemos tenido cosas positivas. Que no dé la sensación de que no hemos merecido el triunfo", afirmó.

"Bastante bien en defensa"

Para el seleccionador, "hemos estado bastante bien en defensa, salvo un par de ocasiones del rival en la primera parte. Ha sido un partido intenso con un gran rival. Hemos controlado bastante bien el encuentro, pero puede ser que no haya sido con la estética que acostumbramos".

"En la cita europea, cuando ganamos la Eurocopa, hubo momentos que España tuvo que estar replegado y salir al contraataque y ganó los partidos. No es el estilo de la selección, pero es un equipo preparado para jugar de diferentes maneras", afirmó.

Es una cuestión simbólica, pero queremos seguir imbatidos

Del Bosque, además, descartó que la distancia de puntos respecto a sus rivales en el grupo 5 de las eliminatorias del Mundial 2010 pueda provocar relajación en su equipo en los próximos partidos: "En absoluto. Primero que sólo llevamos el 50% de la fase de clasificación, que todavía tenemos que sumar más puntos para lograr ir al Mundial y eso nos va hacer jugar con la máxima intensidad. Y, además de eso, cualquier encuentro internacional es de máxima exigencia para nosotros. Y, también, es una cuestión simbólica, pero queremos seguir imbatidos", indicó.

España y Turquía se reencontrarán el próximo miércoles en Estambul: "Es un rival fuerte y difícil para nosotros. Espero que sepamos jugar el partido", explicó el entrenador, que está "seguro" de que ese partido se disputará en unas condiciones que van a ser "auténticamente deportivas como en el encuentro de hoy".