La selección femenina de baloncesto llega a Madrid
Jugadoras y cuerpo técnico de la selección española de baloncesto posa para los medios a su llegada hoy al aeropuerto madrileño de Barajas, con la medalla de plata conseguida en el Mundial de Turquía. VICTOR LERENA / EFE

La jugadora de la selección española Alba Torrens ha destacado este lunes el "gran trabajo" del baloncesto femenino en España en los últimos años, que "se demuestra" con la plata conseguida en Turquía y el anterior bronce mundial. Alba Torrens afirmó a su llegada a Madrid que ha sido "la aportación del grupo" la que ha llevado a España arriba. "Ahora estamos asimilando más que ayer lo que hemos hecho", indicó.

Ahora estamos asimilando más que ayer lo que hemos hecho

Para la española "es muy complicado" batir a Estados Unidos "en lo táctico y lo técnico", pero considera que la final perdida ante las estadounidenses debe servir como "motivación" para seguir creciendo. Alba Torrens destacó que el momento de subir al podio fue "el más emotivo", el verse arriba con "las mejores del mundo" después de caer contra ellas y recibir la medalla de plata.

Por su parte la capitana de la selección Laia Palau ha dicho que las campeonas del mundo son "extraterrestres", de modo que la medalla de plata conseguida por España en el mundial de Turquía "sabe a oro" al haber quedado en lo más alto del torneo "normal". "Esta selección nunca había pasado de cuartos de final en un mundial y en los dos últimos hemos hecho semifinales y final. Es histórico", aseguró.

No perder la cara

Palau espera "mantener este nivel" en el Europeo del año que viene y también que el segundo puesto en el campeonato del mundo sea "el comienzo de una era" de éxitos para el baloncesto femenino español. La capitana de la selección cree que España ganaría "un partido de 25" que juegue contra Estados Unidos, pero al mismo tiempo piensa que ella y sus compañeras pudieron haber "competido más en la final" llegando en "condiciones físicas iguales".

Tenemos que mirar a esta final y aprender porque no queremos quedarnos aquí

"Estoy contenta porque no le perdimos la cara al partido y en la segunda parte fuimos muy luchadoras, lo que es nuestra seña de identidad", indicó. Laia Palau también advirtió lo siguiente: "Tenemos que mirar a esta final y aprender porque no queremos quedarnos aquí". Asimismo, recordó que participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro pasa por hacer "un buen europeo el año que viene". Además, Palau comentó una de las anécdotas de la final: "La entrenadora asistente hizo un vídeo asemejándonos a cada una de nosotras con los dibujos de la Warner Bros y lo clavó. Fue una buena manera de calmar los nervios previos a una final".

Una plata con sabor a oro

Sancho Lyttle, uno de los referentes del éxito español, aportó una dosis de ambición: "Esperaba ganar el oro, pero sabíamos que Estados Unidos sería un rival duro". Aún así la jugadora, nacida en San Vicente y las Granadinas, manifestó que España debe pensar que puede ganar en una próxima ocasión. "No son invencibles. Y nosotras podemos mejorar nuestro rendimiento".

No se ha perdido un oro, sino que se ha ganado una plataFinalmente Lucas Mondelo, el seleccionador, destacó que España "no ha perdido un oro" sino que "ha ganado una plata". A la llegada al aeropuerto de Barajas del combinado español este lunes, Mondelo ha comentado que para España "no es sencillo llegar a una final" y considera que el gran mérito de sus jugadoras ha estado en conseguir que "lo difícil parezca fácil".

Con respecto a la final perdida ante Estados Unidos (64-77), el seleccionador cree su equipo debió "mover más a las estadounidenses", así como "tener más acierto". "No le cortamos el ritmo a Estados Unidos al principio, pero cuando empezamos a moverlas en ataque fue otro partido", indicó. "Nos pecó el esfuerzo del día anterior y la ingenuidad al ser nuestra primera final, pero al final apretamos y perdimos con mucha dignidad", afirmó Mondelo.