El Comité de Competición de la Federación Onubense de Fútbol ha sancionado con la suspensión durante dos años de la licencia federativa a un jugador de categoría cadete por su implicación en la agresión a 13 futbolistas de un equipo del Bonares.

Se trata de Dris Chaqui Gil, del Punta Umbría, que disputa el campeonato de Segunda categoría provincial.

La sanción le ha sido impuesta por su implicación en una agresión hace unas semanas a un grupo de jóvenes. Dris Chaqui no había sido convocado para disputar el encuentro. Por otra parte, el Comité de Competición ha sancionado con un total de 40 partidos a cinco jugadores y a los técnicos del Atlético Cruceño, de la Primera Andaluza, por insultos y amenazas al colegiado de un encuentro.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE HUELVA