Sin rumbo ni patrón
El ex bético Joaquín, durante un lance del encuentro de ayer.(Vidal / EFE)

El Betis de Cúper sigue sin saber a qué juega y ya está en puestos de descenso. Han pasado cuatro jornadas de Liga y el equipo parece que aún está de pretemporada. Ayer, el verdugo fue un jugador nacido en casa, Joaquín, que marcó el segundo tanto del Valencia, disculpándose después ante su afición de toda la vida. Más tarde, la grada le dedicaría una sentida ovación. 

El conjunto valencianista llevó la iniciativa: hasta cuatro ocasiones tuvieron los de Quique antes del cuarto de hora. Pareció reaccionar el Betis y Sobis hizo estrenarse a Hildebrand.

El Betis mejoró, aunque sólo creó peligro en balones colgados. Quizá cuando menos lo merecía el Valencia, llegó su premio. Un error bético lo aprovechó Miguel para hacer el 0-1. Cúper buscó el empate con la entrada de José Mari y Odonkor. Sin embargo, su tardía ambición se convirtió en el 0-2 de Joaquín. Sobis acortó distancias sin tiempo para más.

«Esto se borra con un triunfo»

Héctor Cúper, entrenador del Betis, dijo ayer después de que su equipo haya sumado sólo dos puntos de 12 posibles que esta situación «se borra con una victoria lo más rápido posible». El argentino reconoció que el Betis evoluciona bien en su juego «aunque algo lentamente». El  Betis jugará su próximo partido el jueves ante Real Madrid en el Bernabéu.