Rudy Fernández
Rudy, con los Blazers (Archivo). rudy5.net

El alero Carmelo Anthony dejó atrás el enfrentamiento con el entrenador George Karl y volvió al campo para ser de nuevo la gran estrella de los Nuggets de Denver que vencieron por 106-90 a los Trail Blazers de Portland, en el duelo por el liderato de la División Noroeste.

Una vez más, el dúo de reservas encabezado por Travis Outlaw y el escolta mallorquín Rudy Fernández fueron los que mantuvieron a los Trail Blazers en el partido, aunque al final tampoco pudieron evitar la derrota.

Outlaw aportó 15 puntos, mientras que Fernández logró 11 tantos después de jugar 21 minutos y anotar 3 de 7 tiros de campo, que fueron tres triples de cinco intentos, y 2-3 desde la línea de personal, capturó dos rebotes y dio una asistencia.

Su compatriota, el base canario Sergio Rodríguez, solo recibió seis minutos de tiempo de basura, cuando el partido ya estaba perdido, y se fue sin anotación después de fallar los dos tiros de campo, incluido uno de triple, capturó un rebote y dio una asistencia.

La derrota rompió a los Trail Blazers (38-23) una racha de tres victorias consecutivas y los bajó al séptimo puesto de la Conferencia Oeste, empatados con los Jazz, que ocupan ya el sexto lugar, mientras que tampoco pudieron ser líderes de división por primera vez desde el 2001.

De los Nuggets, Carmelo Anthony estuvo demoledor desde el comienzo del partido en el ataque y con 38 puntos, dos rebotes y dos asistencias se olvidó del encuentro de suspensión, para darles a los Nuggets (40-22) el triunfo con el que les permitió romper racha de dos derrotas consecutivas.