Edwards y Rossi
Edwards y Rossi, durante la presentación del equipo Fiat Yamaha. EFE
Faltan cinco días para que comience el Mundial de Motos, en Qatar, y el italiano Valentino Rossi (Yamaha) intentará recuperar el título perdido de la categoría de MotoGP ante Nicky Hayden.

Sin embargo, Rossi ha declarado, durante la presentación en Milán de su equipo, que "mi adversario principal es Pedrosa, es pronto para decir si Capirossi y Hayden estarán en la parrilla de favoritos. Será una batalla dificilísima".

Rossi, conocido como Il Dottore, tendrá como compañero al piloto al estadounidense Colin Edwards, otro de los candidatos a la lucha por el título.

Una moto muy veloz

El piloto italiano, que estrenará el sábado en competición la Yamaha M1 800, dijo que en las pruebas ya realizadas se ha ido "muy veloz: Lo hemos sido en todas las pistas, por lo que la moto es competitiva".

La moto es competitiva; estamos muy concentrados


"En las dos últimas pruebas tuvimos algún problema con los neumáticos, esperemos que Michelin nos eche una mano. Este es la única cosa a resolver antes de Qatar. Estamos todos muy concentrados y motivados, pues el resultado del pasado año (subcampeón) nos dejó mal", ha apuntado.

De su futuro en las dos ruedas, en tono de broma, dijo: "No pienso en la retirada, pues también habiendo visto que Max Biaggi ha vuelto a ganar en la Superbike, creo que también yo puedo tener un futuro en esa categoría por otros quince años más".

Viejo para la Fórmula Uno

Este año el equipo de Rossi está patrocinado por FIAT, algo que ha levantado rumores sobre el futuro del italiano, que ya ha probado un Ferrari de Fórmula 1, escudería que pertenece a FIAT.

"Con Ferrari he mantenido una relación muy bella, pero creo que dentro de dos años (cuando acaba su contrato con Yamaha) seré demasiado viejo para la Fórmula 1", ha contestado Rossi a una pregunta sobre su posible paso a la competición sobre las cuatro ruedas.