Ronaldo aterrizó en Milan sin poder decir cuándo va a poder estar listo para su equipo.

"No sé cuando volveré a jugar, ya que en el caso de las lesiones musculares es siempre muy difícil fijar un tiempo para volver. Ahora haremos las cosas justas para regresar lo antes posible", afirmó el brasileño en una entrevista en Italia.

Pocas horas después de su llegada a Milán procedente de Río de Janeiro y tras ser sometido a una sesión de fisioterapia en la ciudad deportiva de Milanello, el futbolista brasileño concedió su primera entrevista y lo hizo a la televisión del club, a la que dijo que tiene "mucha confianza" en los laboratorios Milan-Lab y en los médico del equipo.

Ronaldo aseguró que las relaciones con los doctores "siempre han sido transparentes y sinceras" y que "continúan" siendo "muy buenas".

El futbolistas aseguró que la visita al médico de la selección brasileña no significa que haya desconfiado de los otros centros donde ha sido visitado para ver la situación de la lesión.

"Me ha aclarado algunas cosas (el doctor Runco) y creo que estamos en el camino recto", añadió Ronaldo, que agregó que en estos momentos necesita tranquilidad para "curarse bien".

No hay dopaje con Ronaldo 

El médico de la selección brasileña y del club Flamengo, José Luiz Runco, también negó que hubiese sometido a Ronaldo a una terapia genética conocida como "Factor del Crecimiento" y que en Italia es cuestionada por supuestamente equivaler a un dopaje.

"Hubo una confusión. Maxi (el atacante argentino Maxi Biancucchi del Flamengo) estuvo en la clínica en el mismo día en que atendí a Ronaldo y es él el que está haciendo ese tratamiento", afirmó Runco en una entrevista a un programa de la televisión Globo.

"Parece que esas informaciones llegaron confusas a Italia", agregó el médico en declaraciones reproducidas hoy por la prensa brasileña.

El ex jugador del Real Madrid, parado hace cerca de mes y medio por una lesión, regresó en la noche del martes a Italia desde Río de Janeiro, a donde acudió para una consulta con Runco, uno de los médicos en que más confía.

Vuelta en tres semanas

El médico de la selección brasileña apenas recomendó un tratamiento de fisioterapia para el artillero y aseguró que el jugador podrá regresar a la cancha en unas tres semanas.

"No debe pasar de ese tiempo debido a que su lesión ya está cicatrizando", afirmó.

Antes de que Runco negara haber realizado el tratamiento, el Comité Nacional Olímpico Italiano (CONI) anunció que pretendía analizar si la terapia a que supuestamente se había sometido el jugador supone un caso de dopaje.

¿En qué consiste?

La terapia genética conocida como "Factor del Crecimiento" consiste en sacar al paciente unos 30 ó 40 centímetros cúbicos de sangre, que luego es centrifugada para obtener un concentrado que después se le inyecta en el músculo dañado.

Aunque el tratamiento es legal en Italia, requiere de un pedido de autorización por parte del hematólogo que vaya a realizarla, que en este caso no habría sido hecho.

Pese a ser cuestionada en Italia, Runco considera que la terapia es legal y tiene resultados.