Descenso de River Plate
Aficionados de River Plate protagonizan incidentes violentos al finalizar el encuentro, tras el descenso del equipo a la Segunda División del fútbol argentino. Iván Franco / EFE

River Plate ha descendido a la segunda división del fútbol argentino, tras empatar este domingo con el Belgrano (1-1) en el partido de vuelta de la Promoción disputado en el estadio Monumental, ante unos 55.000 espectadores.  En el encuentro de ida, el miércoles pasado, el equipo cordobés se había impuesto por 2-0.

Mariano Pavone (m.5) abrió el marcador para el River e igualó Guillermo Farré (m.62).

El árbitro Sergio Pezzota suspendió el encuentro 30 segundos antes de que se cumplieran los 90 minutos, a causa de unos incidentes provocados en los graderíos por hinchas riverplatenses.

Miles de aficionados observaron los minutos finales del encuentro con lágrimas en los ojosMiles de aficionados observaron los minutos finales del encuentro con lágrimas en los ojos, y unos 2.500 cordobeses se hicieron sentir en los graderíos al celebrar la máxima hazaña de la que tenga memoria su equipo.

Los jugadores del River, desconsolados, tardaron varios minutos en reaccionar y fueron rodeados por un cordón policial para evitar agresiones por parte de los hinchas.

Incidentes tras el partido

El Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME) de Buenos Aires informó de que al menos 43 personas habían resultado heridas durante los incidentes ocurridos en el estadio Monumental tras el partido. Fuentes policiales indicaron que, tras romper todo lo que encontraron a su paso en el club, en las calles aledañas al escenario deportivo, los violentos destrozaron los escaparates de varios comercios y dañaron coches.

"Casi todos los heridos sufren cortes y traumatismos, mientras que un policía fue trasladado a un hospital en un helicóptero, por su grave estado", indicó un funcionario.

Una hora y media después de terminado el encuentro grupos antagónicos de la hinchada se enfrentaron a unos 1.000 metros del club y varios de sus miembros continuaban dañando automóviles.

Aficionados violentos causaron graves daños en el estadio, destrozaron los escaparates de varios comercios y dañaron numerosos cochesEn el estadio riverplatense "los más excitados rompieron oficinas, material deportivo, el bar y los cristales de varios portales", cuando la Policía impidió que invadieran la concentración para atacar a los futbolistas, dijeron empleados de la entidad. Las instalaciones del club estuvieron cerradas para los socios y solamente fue habilitado el estadio para el partido River Plate-Belgrano, por disposición de las fuerzas de seguridad.

Baja un grande

Una crisis futbolística que se acentuó en las tres últimas temporadas ha desplazado a la segunda división argentina al River Plate, el equipo que más torneos oficiales ha ganado en su país (33) y el noveno del mundo en el siglo XX por su poderío y prestigio, según una encuesta de la FIFA.

Baja de categoría un emblema del fútbol sudamericano, enriquecido durante 110 años por estrellas de la talla de Alfredo Di Stéfano, Adolfo Pedernera, José Manuel Moreno, Amadeo Carrizo, Norberto Alonso y los uruguayos Walter Gómez y Enzo Francescoli, entre otros.

El descenso de un 'grande' ha provocado estupor en Argentina y el impacto negativo se potencia al desaparecer del calendario deportivo el clásico con el Boca Juniors, considerado uno de los espectáculos más atrayentes del planeta.

- Ficha técnica:


1. River Plate:
Juan Pablo Carrizo; Jonathan Maidana, Alexis Ferrero, Juan Manuel Díaz; Facundo Affranchino (n.70, Fabián Bordagaray), Walter Acevedo (m.64, Daniel Villalva), Roberto Pereyra, Carlos Arano; Erik Lamela; Leandro Caruso y Mariano Pavone.

1. Belgrano:
Juan Carlos Olave; Gastón Turus, Luciano Lollo, Claudio Pérez, Cristian Tavio; César Mansanelli (m.86, Lucas Parodi), Guillermo Farré, Ribair Rodríguez, Juan Maldonado (m.46, Martín Andrizzi); Franco Vázquez; César Pereyra.

Goles:
1-0, m.5: Pavone. 1-1, m.62: Farré.

Árbitro:
Sergio Pezzotta.

Incidencias:
Partido de vuelta de la Promoción del fútbol argentino disputado en el estadio Antonio Liberti, 'Monumental', ante unos 52.000 espectadores, con una operación de seguridad en la que participaron unos 2.300 policías.