El culebrón del técnico azulgrana ha acabado. Será Pep Guardiola (ver perfil), confirmado por el presidente del Barcelona, Joan Laporta, en rueda de prensa. "No hemos sido capaces de corregir los errores que cometimos, así que hemos decidido que Rijkaard sea relevado", aseguró.

Pasadas las 19.00 horas, el máximo dirigente azulgrana ha anunciado que Josep Guardiola relevará a Frank Rijkaard como entrenador del Barcelona a finales de la presente temporada. "Se ha acabado un ciclo", apuntó.

El dirigente del Barça, tras la reunión de la junta directiva que se prolongó durante más de cuatro horas, valoró "el excelente trabajo y comportamiento" realizado por Rijkaard, un técnico que, según Laporta, ha "hecho historia" en el Barça.

En cuanto a la elección de Guardiola, Laporta considera que garantiza "la continuidad del ideario futbolístico que nos ha llevado a los éxitos", así como que tiene "los conocimientos, la ilusión y la autoconfianza para conseguir éxitos".

Sin detalles sobre la indemnización a Rijkaard

El presidente del Barcelona comunicó esta tarde "personalmente", al técnico holandés que no seguirá la próxima temporada y éste acató la decisión, según Laporta, "de una forma elegante y, además con mucho sentimiento".

Rijkaard aún le queda un año de contrato, pero el máximo mandatario de la entidad azulgrana no quiso desvelar los detalles de la rescisión del mismo, ni tampoco la duración del acuerdo que el club y Guardiola firmarán en breve para que éste se haga cargo del primer equipo.

Joan Laporta sí que adelantó, no obstante, que el resto del equipo técnico (Johan Neeskens, Eusebio Sacristán y Juan Carlos Unzué) tampoco seguirá, "porque si se ha acabado el ciclo de Rijkaard", a su entender, "sus colaboradores también deben verse afectados por esta decisión".

Por "no haber tomado decisiones"

El presidente del Barça reconoció que este final de ciclo llega, "en gran parte" por su culpa, "por no haber tomado las decisiones que hubieran corregido, quizá, el rumbo de los acontecimientos", y admitió que apostar por la continuidad del técnico tras el fracaso de la pasada temporada "no ha funcionado".

En ese reparto de responsabilidades, Laporta no eximió, ni mucho menos, a los jugadores, quienes "no han respondido a las expectativas" que todos tenían "y tampoco han respondido al entrenador".

"No quiero hablar de jugadores"

"Hoy no quiero hablar de jugadores", respondió Laporta con voz quebrada, tono serio y semblante triste, como si de repente hubieran pasado por su mente, todas de golpe, las imágenes de cada uno de los episodios sonrojantes que este grupo de futbolistas ha protagonizado los dos últimos años, tanto dentro como fuera de los terreno de juego.

"Pep está ahora inmerso en todo lo que hace referencia al Barça B hasta final de temporada, y a ver si tenemos la suerte necesaria y el acierto de subir de categoría (de Tercera a Segunda B)", finalizó.

Varias horas de reunión de la junta

La reunión para hablar del futuro de Guardiola y la salida de Rijkaard, a falta de dos partidos de Liga, comenzó a las 14.00 horas y durante la tarde no se conoció detalle alguno. Ni siquiera estaba confirmada que la rueda de prensa fuera dada por el portavoz habitual, Alfons Godall. Finalmente la dio Laporta.

La llegada de Guardiola pareció tomar forma el pasado lunes , cuando la comisión delegada del Barcelona (Laporta, Begiristain y los vicepresidentes) dieron su confirmación a este cambio según las informaciones aparecidas en la mayor parte de la prensa.