María José Rienda
María José Rienda, en su Granada natal. (Paco Ayala) Paco Ayala

La andaluza María José Rienda, la española con más triunfos en la Copa del Mundo de esquí alpino -seis en total-, regresará a la competición este sábado en Ofterschwang (Alemania), donde se disputará un gigante de la Copa del Mundo.

"Lo hemos decidido hoy, después del entrenamiento que hicimos en una pista barrada, preparada con agua y dura. Lo más parecido a una pista de competición" explicó Rienda desde la estación austriaca de Maria Alm.

"Sabemos que me falta esquí y que me faltan detalles, pero, en principio, lo que hemos visto está bien y por eso nos hemos decidido a ponerle fecha a mi retorno, que será este sábado. Estoy contenta y tengo muchísimas ganas de volver a competir", añadió.

Rienda sufrió hace más de un año una tríada -rotura del ligamento lateral interno, el cruzado anterior y el menisco- en la rodilla derecha mientras entrenaba en la estación de Loveland (Colorado, EEUU), dolencia que se le complicó hace unos meses con una degeneración de los cartílagos.

Buenos recuerdos

La granadina cuenta todas sus victorias en la disciplina de gigante. La primera de ellas se produjo en la estación sueca de Are, la temporada 2004-05, en la que también se impuso en Lenzerheide (Suiza). Una campaña después, superó el récord de victorias españolas en Copa del Mundo que detentaba Blanca Fernández-Ochoa (con 4) y lo dejó en seis tras ganar en Hafjell (Noruega), después de haberlo hecho con anterioridad en Aspen (EEUU) y, por partida doble, en dos jornadas consecutivas, en las pistas bávaras de Ofterschwang, precisamente donde regresará a la competición.

"Claro que tengo buenos recuerdos de Ofterschwang. Aquél fue el mejor fin de semana de mi vida deportiva. Fue estupendo, increíble", declaró Rienda a la Agencia EFE. "Pero aquello ya pasó y ahora el objetivo es intentar volver", indicó la andaluza, que partirá a la citada estación alemana el miércoles.

"Para mí ya es un triunfo el hecho de poder volver a competir, después de todo lo que me pasó. He cerrado una puerta, la de recuperar la rodilla; y ahora abro otra, la del regreso a la alta competición", explicó la granadina. "Pero hay que ir con cuidado, respetar los descansos y todo lo demás", añadió.

El objetivo, estar a tope la próxima temporada

"Las sensaciones son buenas, pero conscientes del retraso que tenemos respecto a las demás, queremos, tanto para lo bueno como para lo malo, meternos de nuevo en la competición, para saber dónde estamos exactamente. Que salen las cosas mejor de los esperado, pues fenómeno. Que no, pues lo miramos a más largo plazo", comentó Rienda, de 32 años, que quiere prolongar su carrera hasta los Juegos de Vancouver (Canadá), donde completaría una quinta comparecencia olímpica.

"Está claro que el objetivo es volver a estar a tope la temporada que viene, pero si las cosas van mejor antes, pues estupendo. Pero hay que ser realistas: somos conscientes de que nos faltan días de esquí. Faltan cosas, pero todo va por buen camino. Lo importante es la rodilla, que está bien. Aún tengo molestias, pero éstas están controladas", concluyó.