Ricky Rubio
Ricky Rubio, base de Minnesota Timberwolves. EFE

El base español de los Timberwolves de Minnesota, Ricky Rubio, ha sido nombrado como mejor novato de la conferencia Oeste de la NBA del pasado mes de enero, junto con el jugador de los Cavaliers, Kyrie Irving, que obtuvo idéntico 'galardón' en el Este.

La llegada de Ricky Rubio a la NBA ha sido todo un acontecimiento para la franquicia de Minnesota, revalorizada por el juego virtuoso del 'playmaker' de El Masnou. Sus actuaciones no pasan desapercibidas y ésta ha sido el primer reconocimiento desde el pasado 25 de diciembre.

Rubio lideró la clasificación del Oeste con 11,4 puntos de media, 8.9 asistencias y 2,24 robos por partidos. Además, el catalán acumula cifras de récord, como sus seis recuperaciones del pasado 18 de enero ante Detroit, la mejor marca de los Wolves tras la que logró Kevin Garnett en 2007, donde firmó siete robos ante Los Clippers.

El actual campeón de Europa, que acumula nueve dobles-dobles y es el quinto 'rookie' en anotación, ya tiene un sitio en el quinteto titular de su equipo y es la mejor pareja de baile de Kevin Love, la bandera de los Timberwolves de Minnesota.

Jornada regular

El ataque encabezado por el alero Danny Granger y la gran defensa que realizó el base Darren Collison permitieron a los Pacers de Indiana ganar a domicilio 99-109 a los Timberwolves de Minnesota, que rompieron racha de dos triunfos consecutivos.

Rubio aportó 10 puntos y seis asistencias, jugó 37 minutos y anotó 3 de 7 tiros de campo, falló un intento de triple, acertó 4 de 5 tiros de personal, capturó cuatro rebotes y perdió solo un balón.

Serge Ibaka brilló con su mejor partido defensivo

Los Celtics de Boston ganaron a los Raptors de Toronto por 100-64 aunque su juego siga lejos de ser espectacular y brillante.

El base español José Manuel Calderón se contagió del pobre juego ofensivo de los Raptors y aportó sólo un punto en los 22 minutos que jugó.

El base Russell Westbrook confirmó su condición de líder en la dirección del juego de los Thunder de Oklahoma City que llegaron al American Airlines Center para ganar por 86-95 ante los Mavericks de Dallas.

El ala-pívot congoleño, nacionalizado español, Serge Ibaka, brilló con su mejor partido defensivo para establecer nueva marca profesional de 10 tapones y ser la pesadilla del ataque de los Mavericks, que vieron rota la racha de tres triunfos seguidos.