Ricky Rubio descansa durante un partido
Ricky Rubio, jugador español de Utah Jazz en la NBA, descansa durante el partido de su equipo ante Golden State Warriors. EFE

Lo de Ricky Rubio empieza a pasar de castaño oscuro. El jugador español está sufriendo una serie de agresiones, que empiezan a no parecer casuales. Russell Westrbrook le golpeó hasta tres veces en la misma jugada en el partido de los playoff, que enfrentó a los Thunder y a los Jazz, con victoria de los primeros. Jugando de espaldas, le suelta el brazo primero y Ricky cae al suelo, recibiendo un segundo golpe al intentar levantarse y le vuelve a atizar en su entrada a canasta.

Russ is a bully 💀

Una publicación compartida de Bleacher Report (@bleacherreport) el15 Abr, 2018 a las 5:14 PDT

La cuestión podría quedar en anécdota, si durante el pasado mes de marzo el jugador no hubiese sufrido hasta tres empujones o golpes malintencionados en distintos partidos, ante Minnesota, Phoenix y Atlanta.

La inconcebible cadena comenzó en el partido contra su ex equipo. El base de los Timberwolves, Jeff Teague, le empujó con gran fuerza hasta mandarle fuera del parquet y fue expulsado por ello.

Cinco días después, en el partido entre Utah y Phoenix, la cuestión fue a mayores, cuando Jared Dudley y Marquese Chriss le empujaron, sin mediar el balón. Los jugadores de los Suns fueron expulsado y tuvieron que pagar una multa impuesta por la NBA de 25.000 dólares cada uno.

El pasado 20 de marzo,  en el partido frente a los Hawks de Atlanta, el alemán Dennis Schröder le propinó un manotazo, tras anotar una canasta y sin mediar palabra, cuando volvía hacia su campo.

Cuando parecía que todo se había convertido en un cúmulo de episodios desagradables, ahora llega la triple agresión de Westbrook en la misma jugada.