El base de la selección española Ricky Rubio fue presentado como nuevo jugador del Regal Barcelona, este martes, después de comprometerse con la entidad culé por las próximas seis temporadas y renunciar a su idea de marcharse a la NBA, ya que el acuerdo con Minnesota Timberwolves "tenía muchas lagunas".

"Ir a Minnesota era complicarme mucho la vida. Era arriesgado y no lo vi claro", aclaró Ricky, quien ha decidido firmar por el Barça "para seguir progresando como jugador y ganar títulos", pues considera que el club catalán "es uno de los mejores de Europa".

La oferta del Madrid era mejor, pero no quería moverme de casa

El nuevo base del conjunto azulgrana también recibió una suculenta oferta del Real Madrid, "quizá la mejor económicamente, pero personalmente no era la que más deseaba, ya que no quería moverme de casa", aclaró durante el acto celebrado en la sala de prensa del Camp Nou, tras pasar el preceptivo reconocimiento médico.

"Vengo al Barcelona a ganar títulos. Iremos paso a paso, pero la Euroliga es el tope. Hay que pensar partido a partido y no pensar en la última competición, sino en la siguiente", aseguró al respecto el internacional, quien está "muy contento" por fichar "por uno de los mejores clubes de Europa" y así "poder crecer como jugador".

Iremos paso a paso, pero la Euroliga es el tope

Por su parte, Joan Laporta reconoció la magnitud de la operación -el Barça pagará 3,7 millones más IVA al Joventut por su traspaso-, pero justificó la inversión, "porque es una de las mejores que se pueden hacer en el mundo del baloncesto, hoy en día".

"Por su calidad y juventud encaja perfectamente en el perfil Barça", indicó Laporta, a la par que indicó que es "un sueño" y lo comparó con el mítico base de la selección yugoslava de los años 70 'Moka' Slavnic.

Se quita "un peso de encima"

El base internacional se incorporará este miércoles a la concentración de la selección española, "con la mente despejada", después de quitarse "un peso de encima", ya que "era muy difícil desconectar de todo" y poderse centrar en el Europeo de Polonia cuando su futuro aún estaba en el aire.

Se va al Barça agradeciendo a la afición de la 'Penya' "su apoyo" y al club verdinegro que le diese la oportunidad de debutar a los catorce años, "pero yo también he hecho muchas cosas por ellos", recordó. "Con mi salida, he podido darles dinero para que creen un equipo competitivo. Y tendrían que estar agradecidos".

Yo también he hecho muchas cosas por el DKV Joventut

Ricky no quiso entrar a valorar las palabras del su ex presidente, Jordi Villacampa, quien dijo sentirse decepcionado con el jugador por haber forzado su salida para fichar por el eterno rival en lugar de marcharse a la NBA como había dicho en un principio.

"Siempre he intentado rodearme de la gente que de verdad me quiere, no los que están conmigo por interés. Ellos buscan lo mejor para mí y yo les escucho siempre, aunque la última palabra la tenga yo", manifestó, a la par que indicó que le gustaría llevar el '9'.