Gravesen celebra eufórico su victoria.
Gravesen celebra eufórico su victoria.
LaLiga

El mejor jugador de fútbol es Gravesen... en videojuegos

Minuto 90 y el descuento no pasará de los dos minutos. El partido, que realmente dura seis minutos, está decidido. Alguien comentó antes que la fortaleza mental de Gravesen podría decidirlo todo y así ha sido, se impuso a Zidane.

Termina el partido, la final, el torneo. Gravesen, aquel centrocampista danés que jugó en el Real Madrid, es Jaime Álvarez, 21 años y el mejor jugador del FIFA de toda España. Se dice pronto de un juego cuya actual edición marcha por las 650.000 ventas. Zidane, aquí no hace falta dar explicaciones, es Kilian Pita y ha terminado algo decepcionado pero en segunda posición de la Virtual LaLiga eSports Santander, el torneo que comenzó en diciembre, fruto de la simbiosis entre LaLiga, Electronic Arts y un buen número de patrocinadores entre los que resalta el Banco Santander. El gran torneo acaba de terminar en Madrid, tras un sábado de calima y máxima tensión que reunió a los mejores jugadores de los nueve torneos anteriores.

Han pasado tres minutos y ninguno ha abandonado su sitio, cabizbajos y hundidos ambos. Kilian/Zidane esconde su rostro mientras, quizás, le da vueltas al partido que se le acaba de marchar: ganó la 'ida' pero en la vuelta perdió ante Gravesen/Jaime. Ya victorioso, se derrumba en lágrimas de consuelo imposible. "La gente se imagina que nosotros estamos tirados en un sillón comiendo cheetos, y no es así. Llegar hasta aquí es durísimo, horas y horas frente a la pantalla, aguantar los palos y las críticas, toda esta tensión... pero ha merecido la pena. Compensa", contará después, ya respuesto, el gran campeón.

Zidane y Gravesen, los dos finalistas del torneo, se abrazan a su finalización.
Zidane y Gravesen, los dos finalistas del torneo, se abrazan a su finalización.

LaLiga supo ver hace dos años el despegue de los eSports y la unión de ambos ingredientes mejoró el producto hasta un tres estrellas. "Nosotros nos unimos a ellos con dos objetivos, acercarnos a la comunidad gamer y desarrollar una industria de eSports vinculada al mundo del fútbol. Queremos generar contenidos relevantes para otras audiencias a las que a lo mejor no podemos llegar a través del fútbol propiamente dicho", describe Alfredo Bermejo, director de Estrategia Digital de LaLiga. "Queremos involucrar a la comunidad gamer con una industria de entretenimiento vinculada a los videojuegos de fútbol. Ha sido una experiencia muy positiva".

De la mano de LaLiga han llegado también los clubes, que participan en los torneos a través de los propios jugadores que fichan y a los que cuidan como auténticas estrellas. Hasta 17 equipos de la competición liguera han tomado parte de esta competición. "Queremos que los clubes capitalicen ese interés por los videojuegos de fútbol en su estrategia de crecimiento. Nos gustaría crear un ecosistema sostenible y que todos los clubes se involucren", añade Bermejo.

Decenas de miles de personas siguen cada partido en directo desde sus dispositivos, cientos se comunican con los jugadores por las redes sociales y el fenómeno no para de crecer. El podio del torneo, Jaime, Kilian y Dani, ni recuerdan su primera partida con 'la maquinita'. "Tendría quizás tres años, más o menos, pero fue a los 15 cuando comencé a competir", recuerda Gravesen, con añoranza por cualquier tiempo pasado y coincidiendo con el resto de jugadores en la misma sentencia: "Esto ya no es un hobby, es una profesión".

Entrenamientos de alta tensión

Gravesen ya respira, sonríe y todo. Hace 15 minutos estuvo al borde del ataque de pánico tras perder el primer partido con Zidane. La confesión es suya. Se fue directo al baño, agua por la cabeza y dos o tres palabras de su hermano para encender el interruptor. "A estos niveles, aquí gana quien tiene mayor fuerza mental porque las habilidades son muy parecidas y por eso se entrena tanto, para llegar a los momentos de alta tensión y saber reaccionar". Y por eso, el coach de Jaime, de vez en cuando, le pone tres cubos de hielo en sus dos manos y le obliga a cerrarlas para que aguante hasta que no aguante. "Me pone en situaciones de ese tipo, entrenamientos de alta tensión y así luego sabes reaccionar, o al menos lo intentas. Imagínalo, llevas ocho horas mirando luces, sin parar de mover los dedos, con los cascos insonorizados, una cámara delante y otra más grande arriba, y sabes que alrededor hay gente -la sala está repleta- gritándote y mirándote. A ver cómo aguantas tú eso", palabra de Gravesen, 21 años en el DNI, el doble de madurez.

Alfredo Bermejo, director de estrategia digital de LaLiga, entrega el premio a Jaime/Gravesen.
Alfredo Bermejo, director de estrategia digital de LaLiga, entrega el premio a Jaime/Gravesen.

Entrenador físico, psicólogo y 'coach' no faltan en el ejército de cada jugador, un profesional de vida espartana. Fiestas las justas: dos horas de gimnasio, dieta estricta, una hora en el 'diván' y cuatro o cinco diarias frente a la pantalla, tiempo este que puede oscilar también. "Hay días que ni cojo el mando para desconectar, pero otros puedo estar diez horas seguidas", añade Daniel Aguilar, estudiante de periodismo que ha quedado en la tercera plaza. "El lunes seguro que lo valoraré como se merece".

Ibai, el Andrés Montes de los eSports

El apodo le parece más que exagerado y huye de cualquier comparación cercana con su ídolo, pero tampoco a Ibai Llanos le escasean los seguidores. A miles los tiene desde que hace unos años se convirtiera en una de las voces más reconocibles de los 'partidos'. Él es el narrador y para esta ocasión se ha rodeado de otras figuras, caso Miguel Ángel Román y de Mario Alfonso Garrido, o como más de 5 millones de personas le buscan en su canal, DjMaRiiO.

"En mi caso se juntaron todos los ingredientes", relata Ibai Llanos. "A mí siempre me han encantado los deportes y desde pequeño uno de mis juegos era narrar los partidos como hacían los locutores más famosos. Y a la vez, según fui creciendo también me enganché a los videojuegos... así que mis dos pasiones se unieron en un casting de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP). Me presenté con un amigo y me daba mucha vergüenza, pensaba que no me iban a seleccionar...pero mira, allí empezó mi aventura hasta el día de hoy".

#EsLaLiga