El Real Zaragoza, que ya había ganado en Estambul por 0-1, volvió a derrotar ayer al Fenerbahce en La Romareda y se clasificó para los octavos de final de la Copa de la UEFA. El conjunto turco, que consideraba al Zaragoza un rival menor, llegó con ganas de remontar, pero a los once minutos se encontró con  un gol de Galletti, de falta, y prácticamente se acabaron sus opciones. En el segundo tiempo, Savio se inventó una vaselina que superó a Rustu y acabó de rematar al Fenerbahce. Los turcos recortaron a dos minutos del final.