«Cuando me relajo, trato de buscar el sol, la playa y el calor»

Esta granadina de ojos vivos y espíritu competitivo se crio sobre la nieve. «Empecé tarde, con nueve años», cuando lo normal es hacerlo con cuatro, pero su tesón la ha llevado a lo más alto del esquí.
María José Rienda (ilustración: Miguel Cerro).
María José Rienda (ilustración: Miguel Cerro).
Miguel Cerro

¿Qué sintió al colocarse el peto rojo de líder del mundial en Aspen?

Mucha alegría y orgullo, sobre todo por el buen trabajo del equipo. Da muchos ánimos para seguir mejorando.

¿Está en su mejor momento profesional?

Creo que sí, aunque siempre se puede mejorar.

De pequeña deseaba ser líder, ¿con qué otras cosas soñaba?

Con medallas y copas.

¿Quiere superar en victorias a Blanca Fernández Ochoa?

No. Blanca siempre será muy buena, no quiero quitarle su sitio. Me halaga que me comparen con ella, pero no quiero más que hacer mi camino y ganar lo máximo.

Viajará mucho...

Mi hogar está en Granada, pero no paro entre Francia, Suiza, los EE UU... Y en verano también buscamos la nieve.

¿Cómo lleva su marido sus ausencias?

Bien. Nos conocíamos de antes y sabía de mi ilusión, del sueño al que había dedicado mi vida… Me ayuda mucho a luchar.

¿Le gusta esquiar?

Sí, pero no al nivel que yo.

¿Piensa en tener hijos?

Lo veo aún lejos, porque ese día acabará mi carrera.

¿Qué hará cuando lo deje?

No lo he pensado, pero algo relacionado con el deporte.

Parte como una de las favoritas en Turín… ¿Siente más presión que en otros Juegos?

Hay más presión de los medios, pero eso es bueno, porque significa que hay oportunidades. La tensión a veces me la pongo yo misma, porque quiero hacerlo todo bien.

¿Cómo celebra sus triunfos?

No soy de fiestas, pero siempre brindamos con una copita de vino y cenamos bien.

¿Se sigue divirtiendo?

Claro, el día que no me divierta lo dejo.

Se presentará al COI... ¿Qué busca?

Es importante aportar mi opinión en el Comité Olímpico Internacional. Es una manera más de apoyar el deporte.

Cuando tiene tiempo libre, ¿busca también la nieve?

Cuando me relajo, me encanta olvidarme de que esquío, y me gustan las excursiones, la playa, el sol, el calorcito… Como pasas tanto frío, al final de curso apetece el calor.

Y en casa... ¿realiza las tareas del hogar?

¡Nada, nada! Ni cocino ni nada, no me gusta.

  • Pimpampum

Un color: El azul y el verde.

Un olor: La fresa.

Le gusta el tacto de... La seda.

Un recuerdo inolvidable: Mi primer viaje al extranjero, a Austria.

Un sonido: El de la guitarra española.

Una película que le haya marcado: La leyenda de Bagger Vance.

Una ciudad para vivir: Granada.

Un lugar para desconectar: Una isla paradisiaca.

Una vida en blanco

Nacida en Granada en 1975, María José siempre ha tenido la nieve cerca, porque sus padres trabajan en Sierra Nevada. A los nueve años empezó a esquiar en la clase de gimnasia. Pasó a competir en regional, y con 14 años, al equipo nacional... Entre otras cosas, ha ganado tres gigantes de la Copa del Mundo y fue Diploma Olímpico en el Gigante en los JJ OO de Salt Lake City (sexto puesto).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento