Tras la fiesta en La Cibeles con los aficionados, la plantilla del Real Madrid se trasladó el lunes de madrugada al Buddha Bar, una discoteca de moda junto a la carretera de A Coruña (A-6) y la juerga duró hasta que salió el sol, como puedes ver en el vídeo que hay sobre estas líneas. Salieron cansados, pero contentos.

Chicas, besos y abrazos, brindis con champán y ambiente relajado con poca luz y mucha música. Los futbolistas acudieron vestidos ya sin las camisetas de la celebración que lucieron desde Pamplona. Chaqueta y camiseta, muy ‘sport’, o una simple camisa. El presidente Ramón Calderón fue uno de los pocos que acudió ataviado con la camiseta conmemorativa.

Besos, chicas, música y buen ambiente
No faltó nadie en un local cuyo responsable, al parecer por las imágenes, conoce
personalmente a muchos futbolistas. El argentino Gabriel Heinze lucía como bufanda la bandera de argentina. También acudió la hija del presidente (la mujer rubia) y otras caras conocidas, como el actor Miguel Ángel Muñoz.

Algunos salieron cuando era de noche y otros cuando el sol ya despuntaba, como Baptista, Sneijder, Van Nistelrooy o Robben. Por eso en el entrenamiento del lunes algunos lucían ojeras, pero también sonrisas.