El Bernabéu celebró el pasillo, echó de menos a Eto'o y llegó a pedir la manita

  • Los aficionados blancos celebraron la Liga como nunca.
  • El 4-1 al Barcelona fue el broche deseado para el campeón.
  • Los merengues pidieron a Luis Aragonés que convoque a Raúl a la Eurocopa y pidieron a sus jugadores que intentaran la manita.
Los jugadores del Barcelona hicieron el esperado pasillo al Real Madrid. (Chema Moya / Efe).
Los jugadores del Barcelona hicieron el esperado pasillo al Real Madrid. (Chema Moya / Efe).
Chema Moya / Efe

Era la noche del pasillo y en el Bernabéu se palpaba un ambiente especial. Los aficionados del Real Madrid, muy dados a llegar al estadio incluso después del pitido inicial del partido, eran en esta ocasión más puntuales que nunca para hacer una foto que se recordará para siempre.

Los flaxes iluminaron el Bernabéu poco antes de las diez de la noche. Los jugadores del Barcelona habían salido al césped y formaron el riguroso y deportivo pasillo, para algunos humillante, justo enfrente de la boca de vestuarios. Entonces salió el campeón de Liga oyendo los aplausos y los vítores blancos que acallaron al speaker y al himno que sonaba en el estadio. Fue el capitán Raúl quién encabezaba la fila blanca saludando primero al entrenador blaugrana, el holandés Frank Rijkaard, y más tarde a los jugadores culés. En el Bernabéu todo era felicidad.

En la grada se comentaba con entusiasmo que los jugadores del Barça hicieron el pasillo del morbo vistiendo la camiseta azulgrana y no con la anunciada elástica blanca en apoyo a su compañero Milito, lesionado hace una semana. La imagen, desde luego, no hubiera sido la misma. Sin embargo, sí se criticó que algunos culés como Yaya Touré o Gudjohnsen no aplaudieran al campeón.

Queremos la manita, queremos la manita

Tras el momento histórico, el grito de 'campeones, campeones' sonó más fuerte que nunca. Las bufandas volaban para dar color. En ese momento la afición local 'echó de menos' al camerunés Samuel Eto'o, ausente en el choque por sanción. "Eto'o, cabrón, saluda al campeón", se oía en Chamartín dando la vuelta a los vítores con los que el propio jugador culé celebró la liga de hace dos años del Barça.

Raúl y la manita

La fiesta del pasillo continuó en el partido. Se saboreó cada segundo. Los jugadores blancos animaron más si cabe el entusiasmo de sus aficionados con la goleada que empezó Raúl en el minuto 11. No faltó, principalmente después del tanto del '7' blanco, el canto dedicado al seleccionador Luis Aragonés: "Raúl, selección. Raúl, selección" que se repitió en la segunda parte cuando el capitán fue sustituido.

Además, tras el tercer tanto de Higuaín, se pidió la manita como broche a la Liga: "Queremos la manita, queremos la manita", decían los ambiciosos aficionados merengues que se se tuvieron que conformar con el 4-1 final. Todo ello con los continuos "olés" que adornaban cada jugada blanca.

Al finalizar el encuentro, todo era alegría. Para el recuerdo un partido que se quedará grabado en la mente de muchos. Como decían esas camisetas moradas que se vendían con gran éxito a las puertas del estadio: "Yo viví el partido del pasillo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento