Luka Modric
Luka Modric celebra su gol ante el Al Ain en la Copa Mundial de Clubes. EFE

Con el torneo conquistado este sábado en Abu Dhabi, el Real Madrid suma ya siete títulos mundiales, sumando los tres conquistados con formato de Copa Intercontinental (1960, 1998 y 2002) y los cuatro con el actual de Copa Mundial de Clubes (2014, 2016, 2017 y 2018).

Hace un año, a petición de la Conmebol, la FIFA aprobó el reconocimiento oficial como campeones de su actual torneo a aquellos clubes que ganaron la Intercontinental durante el casi medio siglo que se disputó, entre 1960 y 2004.

El Real Madrid es ya el club con más títulos tanto en el actual formato (cuatro) como en la suma de ambos (siete), por delante del AC Milan (3+1) y varios equipos con tres títulos, como FC Barcelona (tres en el actual, ninguno en el anterior), Inter de Milán (2+1), Bayern (2+1) o Sao Paulo (2+1), además de Peñarol, Boca Juniors y Nacional de Montevideo (cada uno con tres títulos en la Intercontinental).

En 1960, como ya sucedió con la Copa de Europa, el Real Madrid fue el primer campeón de la historia del torneo, en este caso derrotando a Peñarol a doble partido, con ida en el Estadio Centenario de Montevideo (0-0) y vuelta en el Santiago Bernabéu (5-1). En aquel partido marcaron Puskas (dos goles), Di Stéfano, Herrera y Gento. Los uruguayos se tomaron la venganza seis años más tarde al derrotar por 2-0 en los dos partidos al equipo yeyé que había conquistado la sexta Copa de Europa blanca.

Larga espera hasta Japón

Pasaron 32 años hasta que el Real Madrid volvió a proclamarse campeón de Europa y, por tanto, a ganarse el derecho a jugar la Intercontinental, que para entonces se había redefinido y se jugaba a partido único en Japón, con el patrocinio de un fabricante de automóviles. En 1998, se impuso (2-1) a Vasco da Gama con un gol de Nasa en propia meta, previo disparo de Roberto Carlos, y el recordado ‘aguanís’ de Raúl.

Dos años más tarde, el Real Madrid tropezó ante Boca Juniors (2-1), que sorprendió a los blancos con dos goles muy tempraneros de Palermo, en los minutos 3 y 6. Aunque Roberto Carlos acortó distancias antes de llegar al cuarto de hora, los argentinos se llevaron el trofeo y el Madrid tuvo que esperar a 200a para sacarse la espina. El Olimpia de Asunción no fue rival para un equipo en el que Ronaldo empezaba a marcar sus primeros goles tras su fichaje ese mismo verano. EL brasileño marcó el primer gol y el segundo fue obra de Guti.

Cuatro en cinco años

De nuevo la Copa de Europa, ahora Champions League, se volvió a resistir durante más de una década. En 2014, tras la ansiada Décima, el Real Madrid debutó en la nueva Copa Mundial de Clubes, con sede en Marrakech. Goleó (4-0) en semifinales al Cruz Azul y logró el título ante San Lorenzo (2-0), con goles de Sergio Ramos y Bale.

En 2016, el rival en semifinales volvió a ser un equipo mexicano, el América, al que ganó por 0-2. En la final se las vio con el Kashima, que había dado la sorpresa eliminando en semifinales al Atlético Nacional, de Medellín. Los japoneses siguieron dando guerra y forzaron la prórroga. Al final, el Real Madrid se impuso (4-2) con un gol de Benzema y tres de Cristiano Ronaldo.

En 2017, en Emiratos Árabes Unidos, el Real Madrid sudó aún más. Eliminó al débil Al-Jazira en semifinales por un ajustado 1-2 y en la final superó (1-0) a Gremio con gol de Cristiano Ronaldo.

Este año, también en Abu Dhabi, el Kashima se volvió a cruzar en el camino, esta vez en semifinales (3-0) y el rival en la final ha sido el equipo anfitrión, el Al Ain, con victoria madridista (4-1) y goles de Modric, Marcos Llorente, Sergio RamosNader en propia meta.