Desastre del Real Madrid ante el Brujas en la Champions que pudo ser peor

  • El equipo blanco empató un partido que fue perdiendo durante muchísimos minutos.
  • Solo lleva un punto el Real Madrid en dos partidos, se le complica la clasificación.
Dennis celebra su gol con el Brujas al Real Madrid.
Dennis celebra su gol con el Brujas al Real Madrid.
EFE

Desastre del Real Madrid en el Bernabéu que pudo ser peor. El equipo blanco empató (2-2) ante un Brujas que fue ganando por dos goles durante muchos minutos pero que no aguantó el asedio local. Eso sí, el empate deja a los madridistas con solo un punto y en una situación comprometida en la Champions.

Zidane apostó de nuevo por un once continuista, con el regreso del trío Casemiro-Kroos-Modric en el medio, con Lucas en la derecha y con diez jugadores del año pasado y la apuesta no pudo salir peor. El enésimo error defensivo de la zaga blanca fue castigado por el Brujas en una jugada cuando menos extraña. Ramos rompió el fuera de juego, el balón le llegó a Dennis, que controló mal, le dio en ambas piernas casi sin querer... y el balón entró en la red de un Courtois que se había tirado para el otro lado.

Al gol belga respondió el Madrid con un ataque previsible y un sinfín de centros que no iban a ningún lado. Eso sí, el dominio se tradujo en varias ocasiones claras. Primer fue Kroos el que erró con la zurda muy cerca de la portería y con todo a favor.Después fue Mignolet el que se lució con un paradón a un cabezazo de Varane en un córner.

Y entonces llegó el segundo mazazo, de nuevo por medio de Dennis y de nuevo forma poco ortodoxa. Modric fue esta vez el que falló, el delantero se fue solo y se trastabilló, pero mantuvo el equilibrio y batió a un Courtois que había recibido tres tiros y encajado dos goles.

Tanto el portero como Nacho no salieron tras el descanso (por problemas físicos ambos, en teoría) y la salida de Areola no pudo ser más afortunada. Una gran jugada de Dennis le dejó solo ante el meta, pero el galo le ganó la partida. Y poco después llegó el 1-2 en un cabezazo de Ramos en pleno asedio blanco.

El acoso fue desde entonces absoluto, con un Madrid con más coraje que fútbol. El tanto del empate llegó con un cabezazo de Casemiro a cinco minutos del final y el aacoso siguió, pero ya no hubo tiempo para más, se consumó un empate que le vale de poco a los blancos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento