El héroe inesperado clasificó al Real Madrid y rompió el gafe de los blancos ante el Atlético. Un gol de Chicharito, un jugador sin apenas minutos y que solo jugó por la lesiones de sus compañeros, dio el pase a los blancos a las semifinales de la Champions y dejó fuera a los de Simeone, que se mostraron como un equipo sólido e infranqueable pero que pecó de escasa ambición.

La solución de Ancelotti a las bajas fue mandar a Ramos al mediocentro. Ante un partido grande, el italiano apostó por sus mejores jugadores, y ello implicaba salir con tres centrales, uno de ellos en el centro del campo.

Ancelotti optó por Ramos de mediocentro ante las numerosas bajasEl guión fue clavado al del partido de ida, con dominio claro de los blancos, pero esta vez sin ocasiones. Juego plano, horizontal, sin desborde ni con pases ni con regates. El Atlético se dejaba querer sabiendo que su rival no le hacía daño, las bajas se notaron en todo el momento.

No fue hasta que llegó el minuto 20 cuando los rojiblancos se estiraron un poco. Un cambio de sistema del Cholo, que pasó a un 4-3-3, hizo dar al equipo un paso adelante y pese al escaso peligro llevado, al menos se dejó ver ante la meta de Casillas.

Los minutos finales de la primera parte fueron los mejores del Madrid, y fue de la mano de Chicharito. El delantero se ofreció siempre, cayó a las bandas con criterio y fue un incordió constante para la zaga colchonera. Una pérdida en la salida de balón casi acaba en el primer gol, pero Oblak se volvió gigante ante Cristiano como ya hizo ante Bale en la ida. El luso recibió un gran pase de Chicharito y su disparo a bocajarro lo desvió el esloveno.

Tras el descanso, un chispazo de Isco, desaparecido hasta ese momento, dejó a Chicharito ante Oblak, pero el disparo del mexicano, algo escorado, se perdió desviado.

Desde ese momento, el partido pareció se convirtió en una batalla táctica. Mucho control de juego del Madrid sin arriesgar e infinidad de jugadas a balón parado, siempre resueltas a favor del equipo que defendía.

La entrada de Raúl García revolucionó el partido, volviéndolo una batalla. Choques, encontronazos, patadas a destiempo, codazos… y en ese contexto salió perdiendo el Atlético. Una entrada con los tacos por delante de Arda le hizo ver la segunda amarilla y los rojiblancos se quedaron con diez.

El Madrid se volcó al ataque y ahí surgió nuevamente la figura de Oblak. Un mano a mano de Chicharito fue resuelto con maestría por el portero esloveno, imperial durante toda la eliminatoria.

Pero ésta estaba llamada a ser la noche de Chicharito. El eterno oportunista. La estrella mexicana siempre discutida. El hombre en el que ningún entrenador termina de confiar en el fútbol europeo. El Atlético estaba ya fundido y una buena jugada del Madrid dejó solo a Cristiano quien decidió regalar el gol al mexicano.

- Ficha técnica:

1 - Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Pepe, Coentrao (Arbeloa, m.90); Sergio Ramos, Kroos, Isco (Illarramendi, m.92); James, Cristiano Ronaldo y 'Chicharito' Hernández (Jesé, m.90).

0 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Miranda, Godín, Gámez; Arda, Tiago (Giménez, m.85), Koke, Saúl (Gabi, m.46); Griezmann (Raúl García, m.65) y Mandzukic.

Goles: 1-0, m.88: Chicharito.

Árbitro: Félix Brych (Alemania). Amonestó a Pepe (74) y Arbeloa (92) por el Real Madrid; a Raúl Garcia (74) y Koke (93) por el Atlético de Madrid. Expulsó a los 76 minutos a Arda por una entrada en plancha a Ramos tras haber visto la primera cartulina a los 31 minutos.

Incidencias: encuentro de vuelta de los cuartos de final de Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu lleno, con la presencia de 83.500 espectadores.