El Atlético, campeón de Copa
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran su título de Copa. Se adelantó el Real Madrid con un gran gol de cabeza de Cristiano Ronaldo. Diego Costa empató el partido antes del descanso tras jugada de Falcao. En la prórroga, Joao Miranda de cabeza le dio su décima trofeo al Atleti. EFE

La última vez que el Atlético de Madrid había ganado al Real Madrid, en 1999, los españoles pagábamos con pesetas. Aznar era presidente del Gobierno y el príncipe Felipe estaba soltero. Después, 14 años de transitar por el desierto y derrotas de todos los tipos y colores: justas, injustas, por goleada, en el descuento, con goles en propia puerta, con golazos, con polémica...

Pero alguna vez tenía que acabar la maldición. Y pocos sitios mejores que el Bernabéu y en la final de la Copa del Rey. El Atleti, mucho más preparado físicamente, por fin concienciado y con los miedos y los complejos dejados en el vestuario, no le perdió la cara al partido y supo jugar mejor sus cartas. Culpa de ello la tiene ese excelente motivador que es Diego Pablo Simeone. El Cholo es, ahora mismo, el principal valor de un Atleti que por fin, vuelve al lugar que le corresponde.

Los goles de Diego Costa y Miranda, que le dieron la réplica al de Cristiano Ronaldo, le dieron un título merecido ante un Madrid que, mal físicamente y sin duda afectado por las polémicas de las últimas semanas, despide con más pena que gloria y con ningún título la temporada.

El Madrid empieza con el balón

Empezó el Real Madrid evitando una salida en estampida del Atlético con la mejor manera que puede hacerlo: teniendo el balón. El Atleti presionaba, pero unos metros más atrás de lo que al propio Simeone le gustaba. El primer tiro a puerto llegó tras un tiro mordido de Cristiano Ronaldo que paró Courtois fácil.

Cuando los rojiblancos robaban, el balón no les duraba apenas dos pases. En una de las pérdidas de balón, un caso especialmente grave de Mario Suárez, el Madrid montó un contragolpe que acabó con el córner que dio paso al primer gol. El error de Mario se completó con otro de Godín en la marca a Cristiano Ronaldo, que alzándose en un gesto parecido al de la final de hace dos años, remató perfecto a la derecha de Courtois. Era el minuto 14 y el derbi tenía la misma pinta que siempre.

Cristiano Ronaldo remató con un gesto parecido al de su gol de hace dos años

Pero el Madrid, lejos de sentirse cómodo en su victoria, se echó atrás y cedió el balón a los de Simeone. Cambiaron totalmente los papeles y eran los rojiblancos los que mandaban en el partido, sobre todo con entradas de Arda Turan por la izquierda del ataque colchonero, aprovechando que Essien era el eslabón más débil de la defensa blanca.

Cristiano Ronaldo llegó a convertirse en un defensa más, sacando de cabeza dos centros del Atlético. Llegaban los del Cholo pero sin peligro. Hasta que en el minuto 34, pasa lo que suele pasar cuando los buenos llevan la pelota. Falcao recoge un balón en zona de tres cuartos del Madrid, recorta y deja seco a Albiol, pasa en profundidad a Diego Costa y el brasileño, ganándole la carrera a Ramos y a Essien, cruzó con la izquierda un tiro ajustado al palo que se convirtió en el empate. Tablas en el marcador y una constatación: yendo por detrás, ambos jugaron mejor.

Los últimos minutos fueron un buen resumen del partido: centrocampismo con muchas impreciosiones y un pasito atrás, en este caso, del Atlético. Le pudo costar caro a los rojiblancos, porque en el 42, Özil cazó una volea en la frontal que dio en el palo izquierdo de Courtois.

Más errores y más llegada

El segundo tiempo empezó con los mismos errores del centro del campo, pero con algo más de llegada. Filipe Luis tuvo dos disparos entrando por la banda de un cada vez más desdibujado Essien, pero las ocasiones más claras fueron del Madrid. En el minuto 60, un centro de Ronaldo desde la línea de fondo (que salió), lo remató al palo Benzema y el rechace, Özil al cuerpo de Juanfran, que estaba bajo palos. Siete minutos después, una falta dudosa en la frontal tirada por Cristiano, de nuevo tocó el poste de Courtois.

Mourinho fue expulsado por protestar una falta

La gasolina de los dos equipos se iba agotando alarmantemente y no se provocaba gran peligro. Como si se aburriera con lo que veía, Mourinho protestó airadamente una decisión del árbitro. Éste fue a advertirle y ante la postura del técnico luso lo expulsó.

El partido se convirtió en un no querer perder y los últimos minutos se convirtieron en una prórroga anticipada. Los últimos minutos oscilaron entre múltiples protestas de Ronaldo, que se saldaron con una amarilla, y tres córners seguidos a favor del Atlético de Madrid en el descuento, que despejó la zaga blanca sin apuros. Finalmente, tal y como deseaban, y sin hacer cambios, llegó la prórroga.

La hora de los valientes

Mourinho (o más bien Karanka o quizá Iker) metió tres cambios de golpe antes de la prórroga: Higuaín, Di María y Arbeloa entraron por Benzema, Modric y Coentrao. El Atleti, al que parecía acompañar más el físico que al Madrid, siguió con los once del inicio.

La mejor ocasión llegó en el 94, en un nuevo pase en profundidad a Diego Costa que chutó por dos veces, repeliéndolas ambas Diego López. Hubo un aviso más, en una jugada que Essien despejó a córner. En el 98, sacó un córner el Atleti y el número 6 del Atleti, un tipo que se apellida Resurrección pero que, incomprensiblemente, se hace llamar Koke, metió un centro perfecto al primer palo, donde Joao Miranda, imperial todo el partido y adelantándose a defensas y a portero, marcó el segundo del Atleti.

Courtois realizó en la prórroga dos paradas antológicasAl filo del descanso de la prórroga, Higuaín tuvo el empate. Cazó un balón dentro del área y a la media vuelta le dio de volea, pero Courtois, tirando al suelo sus casi dos metros, despejó para alivio de la afición colchonera.

Pero fue solo un aperitivo de la parada de la noche. En una jugada por velocidad de Di María, éste centró largo y Özil a bocajarro disparó para que Courtois sacara un balón casi imposible. Tiene el Chelsea en el belga un portero para mucho tiempo. Y de los buenos.

Al partido, como no, le faltaba una tángana. En el minuto 113, Gabi le hizo una entrada dura a Cristiano Ronaldo, y el luso, en su caída, dio una voltereta que rozó con un taco la nariz al capitán colchonero. Roja directa para el luso y tángana entre los banquillos. Al mismo tiempo, Courtois denunciaba el lanzamiento de un objeto. Un final feo para un partido con poco fútbol, pero muchísima intensidad. Hubo una expulsión más, la del capitán atlético Gabi, tras una dura entrada a Di María.

Y ahí murió el partido: el Atleti, campeón de Copa del Rey. Este año, hay un equipo madrileño que sí ha conseguido la décima... Copa del Rey.

Ficha técnica:

1 - Real Madrid: Diego López; Essien, Sergio Ramos, Raúl Albiol, Coentrao (Arbeloa, m.91); Khedira, Xabi Alonso; Modric (Di María, m.91), Özil, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín, m.91).

2 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda Turan (Christian Rodriguez, m.110), Mario, Gabi, Koke (Raúl García, m.112); Diego Costa (Adrián, m.106) y Falcao.

Goles: 1-0 m.14: Ronaldo. 1-1, m.35: Diego Costa; 1-2, m.99: Miranda.

Árbitro: Clos Gómez (comité aragonés). Expulsó al entrenador del Real Madrid, Jose Mourniho (m.76). Expulsó a Cristiano Ronaldo con roja directa (m.114) y a Gabi por doble amarilla (m.120). Mostró tarjeta amarilla a Arda Turan (m.37), Coentrao (m.54), Khedira (65), Diego Costa (m.69), Ozil (m,71), Sergio Ramos (m.74), Cristiano Ronaldo (m.91), Mario Suárez (m.100), Essien (m.101), Koke (m.105) y Di María (m.116)

Incidencias: final de la Copa del Rey disputada en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 85.000 espectadores.