El defensa español Sergio Ramos aseguró que no tuvo ninguna duda en el lanzamiento que anotó en la tanda de penaltis, pese al error que tuvo en esa misma suerte en las semifinales de la Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich alemán.

Además, asombró a todos y lo hizo 'a lo Panenka', y eso que todas las miradas estaban puestas sobre el defensa del Real Madrid y de la selección.

"No, para nada tenía miedo. Ya tenía ganas desde lo que ocurrió con mi equipo en las semifinales de la Liga de Campeones, porque siempre he tenido confianza", señaló Ramos en declaraciones a Telecinco. El lateral, que fue nombrado el jugador del partido, añadió posteriormente que Del Bosque ya sabe que él está "un poco loco".

No obstante, el jugador andaluz, que no dudó en destacar el buen trabajo colectivo del equipo español, aseguró, que pese a llegar a la ronda de penaltis, el triunfo de la selección española fue "merecido".

"Estoy muy contento de llegar a la final y orgulloso de ser español, porque creo que la selección se lo ha merecido", concluyó Ramos, que no mostró ninguna preferencia por el rival en la gran final del domingo en Kiev.