Astrid Fina abandera la delegación española en la Apertura de Pyeongchang 2018
Astrid Fina abandera la delegación española en la Apertura de Pyeongchang 2018 CPE

La deportista discapacitada física catalana, que competirá en 'snowboard' y que participa en sus segundos Juegos, fue, sonriente y emocionada, la encargada de liderar el reducido desfile de la delegación nacional presente en Corea del Sur.

España partió en el decimonoveno lugar de las 49 delegaciones, 48 países más el Equipo Neutral Paralímpico de deportistas de nacionalidad rusa y con las dos Coreas desfilando en esta ocasión por separado, sin la presencia de los esquiadores Jon Santacana y Miguel Galindo, que prefirieron saltarse esta ceremonia para estar más descansados para afrontar su primera prueba este sábado, el descenso donde defenderán los oros de Vancouver 2010 y Sochi 2014.

Junto a Fina sí estuvo el otro deportista presente, el también 'rider' Víctor González, debutante, además del Jefe de Expedición, César Carlavilla, los entrenadores José Casado, Albert Mallol y Mario Sánchez, el skiman Gabriel García, la médico Josefina Espejo y el fisioterapeuta Guillermo Aladrén, que disfrutaron de la siempre especial apertura.

"Todo comienza con un sueño. Grandes historias, grandes logros, grandes dramas, en un sueño todo es posible y durante los próximos diez días, millones de personas de todo el mundo serán testigos de que los sueños se hacen realidad en PyeongChang", celebró Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional (CPI), que además se estrenaba en unos Juegos tras relevar a Philip Craven el pasado mes de septiembre.

El brasileño recordó que "sin un sueño no hay demasiada esperanza" y que en la actualidad el sueño que comenzó Ludwig Guttmann, el creador de los Juegos Paralímpicos, "es más fuerte que nunca". "El deporte paralímpico no sólo cambia vidas, también el mundo", añadió.

"El viaje de un deportista comienza con el sueño de competir en un deporte, de representar a su país, de ganar una medalla y de escribir su nombre en la historia. Desde este sábado, los deportistas paralímpicos llevarán sus sueños hacia la realidad y realizarán hazañas con las que algunos ni siquiera se atreverán a soñar", prosiguió.

Parsons remarcó que "juntos" conseguirán "desarrollar el evento más espectacular en el mundo". "Juntos cambiamos el mundo a través del deporte y juntos nos esforzamos por un deporte mejor", aseveró el dirigente, que también envió un mensaje a los posibles 'tramposos', con los que no serán "complacientes ni tolerantes".

La Ceremonia de Inauguración volvió a repetir el guión y las virtudes de la celebrada para los Juegos Olímpicos, con muchas impactantes imágenes visuales, la importancia de la tecnología y las tradiciones del país anfitrión, con especial mención al K-Pop.

El tema central de la apertura giró en torno a la pasión, simbolizada a través de una rueda y el círculo que creaba que reflejaban el camino hacia la igualdad y la armonía, como los medios que borran los límites de la división.

El siempre simbólico y esperado momento del encendido del pebetero fue llevado a cabo por Seo Soon-seok, del equipo de curling en silla de ruedas de Corea del Sur, que lo recibió por su compañera del equipo femenino Kim Eun-Jung.

Antes, la llama paralímpica, en cuyo relevo del día participó Miguel Sagarra, secretario general del Comité Paralímpico Español (CPE), entró al estadio de la mano de un deportista de Corea del Sur (Choi Bogeu) y otro de Corea del Norte (Ma Yun Sol), antes de entregársela para iniciar un relevo que culminó con un amputado de una pierna haciendo rápel en una pista de esquí.