Úrsula Pueyo
La esquiadora paralímpica Úrsula Pueyo realiza una bajada. SERVIMEDIA

La esquiadora española Úrsula Pueyo no pudo acabar la primera manga del eslalon, en los Juegos Paralímpicos de Invierno de Vancouver, al sufrir una caída en la segunda puerta del muro, durante la segunda jornada de competición de esquí alpino.

Úrsula Pueyo, en la categoría de discapacidad física (LW2), es debutante en unos Juegos Paralímpicos, y tendrá una nueva oportunidad en la prueba de gigante, el próximo 17.

El trazado estaba muy bonito, estaba para disfrutarlo

La esquiadora, que ha sido descalificada en el eslalon, ha dicho que la caída se produjo "debido a un error" suyo.

"Ha sido en la segunda puerta del muro, por un error, y luego cuando me he levantado se me ha deslizado el esquí y me pasé otra puerta. Por ello no tenía sentido seguir y hacer cuatro minutos", ha indicado la esquiadora nacida en Palma de Mallorca.

"El trazado estaba muy bonito, estaba para disfrutarlo. Las primeras puertas giraban un poco, luego recto, estaba muy bien... pero ha sido en el muro", ha explicado.

"No estoy cabreada, para qué, tengo dos trabajos si me cabreo, lo que ocurre es que siempre quiero hacerlo bien y me sabe mal no hacerlo, y me da igual que sea en unos Juegos, en el campeonato de mi pueblo", ha agregado en la llegada.

Participará en el gigante

La caída no es obstáculo para mantener su ilusión y "las mismas ganas de hacerlo bien y que sea lo que Dios quiera", y tampoco el maltrecho hombro que ha tenido vendado.

"Para el gigante -el miércoles 17- creo que estoy bien. Si lo hago mal en el gigante no habrá sido porque me he desanimado aquí" ha agregado la esquiadora española a quien la niebla en parte del recorrido tampoco le ha afectado "la verdad es que no se nota demasiado, no era espesa y con unas gafas adecuadas se ve perfectamente".