Los favoritos en la Premier no fallan

  • Manchester United, Manchester City, Arsenal y Tottenham comienzan bien el 2011.
  • Fernando Torres ha sido protagonista en la victoria del Liverpool, que toma algo de aire.
  • Rooney acaba con su sequía goleadora y Cesc y Nasri volvieron a destacar.
  • Silva sufrió una dura entrada y fue sustituido.
Cesc Fábregas
Cesc Fábregas

Manchester United, Manchester City, Arsenal y Tottenham, los cuatro primeros de la clasificación en la Liga inglesa, no fallaron en el estreno de año y ganaron sus encuentros de la vigésimo primera jornada, en la que Fernando Torres colaboró en una nueva resurrección del Liverpool.

El United abrió el año. Sin brillantez pero con eficacia. Triunfo en la visita al West Bromwich (1-2) que le permite mantenerse en el liderato, gracias a un gol del mexicano 'Chicharito' Hernández a falta de un cuarto de hora para el final. Había abierto el partido, con un tempranero gol a los tres minutos Wayne Rooney, que fulminó a las primeras de cambio en el 2011 su sequía goleadora desde que se recuperó de su última lesión.

Le llegó al turno al vecino. El Manchester City tenía la posibilidad de coliderar la clasificación, con 41 puntos pero dos partidos más, y no falló. Su guión fue similar. Dominó pero perdonó ocasiones con el argentino Carlos Tévez como principal protagonista, que hasta falló su primer penalti desde que llegó a Inglaterra. El 'trivote' de Roberto Mancini dio el dominio ante el Blackpool y fue Adam Johnson quien a los 34 minutos marcó el gol del triunfo (1-0). No acabó el encuentro el español David Silva, sustituido renqueante tras una dura entrada, y el City acabó replegado en su terreno ante un modesto.

Cerró la jornada del 1 de enero el Arsenal sabiendo los resultados de sus rivales directos. No podía fallar ni permitirse la relajación que le impide ser líder, al desperdiciar una ventaja de dos goles en su visita al Wigan cuando su rival estaba en inferioridad numérica. Arsene Wenger repitió el equipo que venció al Chelsea en el Emirates y fue el único equipo que existió sobre el terreno del Birmingham. Con Cesc Fábregas al mando, de vuelta tras cumplir un partido de sanción, y con la magia puesta por el francés Samir Nasri, el Arsenal fue un rodillo.

Abrió el marcador Van Persie de falta y las combinaciones entre Cesc y Nasri hicieron el resto. El francés marcó el segundo y el español fue protagonista del tercero, aliado con la fortuna cuando el rechace de su potente disparo golpeó en los dos centrales y acabó en la red (0-3).

Con la brillantez de toda la temporada impuesta por Gareth Bale, el lateral de moda en el mundo, venció el cuarto clasificado, el Tottenham ante el Fulham (1-0). Sacó oro de una falta botada por el holandés Rafael Van der Vaart en un partido gris.

El protagonismo español lo amplió Fernando Torres en la enésima resurrección del Liverpool. Tras dos derrotas consecutivas y el futuro de Roy Hodgson en el aire, los 'reds' dieron la vuelta al marcador ante un Bolton en el que jugó su primer partido como titular Marcos Alonso. Torres igualó el tanto inicial de Kevin Daivis, y asistió en el último minuto del partido a Joe Cole, que se aprovechó de su posición en fuera de juego para dar un poco de aire al Liverpool más irregular de la década (1-2).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento