Una entrada en la reventa para la final de la Champions: "No por menos de 1.000 euros"

  • Los pases para la final de San Siro se venden a precios desorbitados, tanto en Internet como alrededor del Vicente Calderón o el Santiago Bernabeu.
  • Los clubes han repartido solo unas 16.000 entradas entre sus aficionados.
  • En las portales web de reventa legales el ticket más barato cuesta 899 euros y el más caro llega casi a los 17.000.
  • A través de Internet, un italiano ha pagado el precio más alto: 6.611 euros.
Dos entradas para la final de la Champions League que se disputa en el estadio San Siro de Milán.
Dos entradas para la final de la Champions League que se disputa en el estadio San Siro de Milán.
ARCHIVO

Hacerse con una entrada para ver la final de la Champions en el estadio Guiseppe Meazza de Milán, más conocido como San Siro, es una tarea difícil que se complica por segundos. Con una capacidad para 81.277 personas y con solo 39.100 butacas a disposición de los finalistas, el Real Madrid y del Atlético de Madrid —19.550 para cada uno—, o eres socio y tienes suerte en el sorteo que realizan los clubes o solo queda "romper la hucha" y gastar los ahorros en la reventa.

Como cada año, los pases que cada equipo ha podido repartir entre sus seguidores ha sido limitado y además, un 17% del total ha ido destinado a cumplir con patrocinios pactados, por lo que solo quedaron disponibles unas 16.000 entradas por club . A raíz de esto, las plataformas de reventa legal de entradas y los reventas furtivos están haciendo negocio con los últimos billetes desde que se conocieron los equipos que se enfrentarán el próximo sábado.

La distribución de entradas para espectáculos está regulada por la Ley de Reglamento de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, que entró en vigor en el año 1982, cuando España fue la sede del Mundial de fútbol. Dicha norma dice explícitamente que está prohibida "la reventa callejera o ambulante" de entradas pero la regulación no dice en ningún momento nada sobre su redistribución en internet.

A través de las páginas web legales se estima que el precio medio por entrada ronda los 2.200 euros, costando la más barata 899 y la más cara 16.524 —situadas una en la cuarta categoría y la otra en la zona VIP—. Más variables son los precios si se accede a los aledaños del Santiago Bernabeu o Vicente Calderón, donde el negocio ilegal y el regateo están a la orden del día.

"¿Cuántas quieres y cuánto ofreces?"

Al acecho de posibles compradores, el negocio prohibido se concentra a las puertas de los estadios. Las entradas revendidas tiene un precio de 900, 1.000, 1.500, 1.800 y hasta 2.500 euros, en función de la categoría. Esto supone un beneficio de 500 a 1.000 euros por pase.

Dan las 12.00 horas en el Vicente Calderón y la cantidad de personas haciendo negocio es más reducida y se dejan ver con menos facilidad que en el Bernabeu. Las papeletas de "compro y vendo entradas para la final de la Champions" están sembradas por las calles que rodean ambos estadios y varias personas las reparten a quienes pasen por la zona. En el papel se puede leer: "Compramos entradas para la final". Además, en el anuncio declaran estar dispuestos a pagar "los mejores precios" con "seriedad y discrección absoluta". Las compran y, una vez en su poder, esperan a que los más desesperados se acerquen a ellos para revenderlas.

En el Calderón...

En el márgen derecho del estadio atlético y entre varios vehículos se realiza en intercambio. "¿Cuántas entradas quieres y cuánto ofreces?" es lo primero que preguntan a quienes se pasean por el lugar. Tras un intercambio de palabras, explican que las entradas las han conseguido tras comprárselas a algún socio y por ello, el precio es más elevado. La papeleta revendida pasa por tres manos diferentes y a tres precios dispares, como mínimo.

"Dos entradas cuestan 1.100 euros cada una", afirman y... ¡comienza el negocio! Como si de una subasta se tratase —pero a la inversa— comprador y vendedor buscan el precio más asequible para ambos. Un ticket de cuarta categoría y con visibilidad reducida lo venden por mínimo 800 euros, cuando al socio le costó 45 euros en taquilla. A ellas se suma el bono de transporte para Milán que regala el club. Conseguir precios más reducidos resulta tarea imposible: "En el Bernabeu son más caras", declara un reventa atlético a 20minutos.

... en el Bernabeu

En efecto, pese a haber más oferta y demanda a las puertas del Santiago Bernabeu, los precios están más altos. Los compradores se acercan a los socios que están adquiriendo sus localidades y les ofrecen cantidades desorbitadas. "Han venido cinco personas en diez minutos a preguntarnos si vendíamos la entrada. Yo no la vendo a nadie, si quieren entradas que se hagan socios", manifiestan dos hombres que han ido a buscar su pase para la final en el descanso del trabajo.

Durante la búsqueda del chollo, un aficionado del Real Madrid de origen italiano confirma que en los aledaños del estadio madridista "no se pueden comprar por menos de 1.000 euros". "Yo ofrezco 800 por una y nadie acepta mi oferta", manifiesta el jóven que, desesperado, añade que "da igual que sean de visibilidad reducida porque al final solo hay una pequeña columna al lado o una vaya metálica" y "son más fáciles de encontrar".

"Es mejor comprarlas por separado —una a un vendedor y otra a otro— aunque sean en sectores diferentes porque sino se aprovechan todavía más. Luego seguro que te puedes cambiar de sitio", aconseja el comprador italiano que espera ir a ver jugar a su equipo en su país.

"Vendo chicles y regalo 6 entradas"

Las personas que han podido conseguir una entrada y, por diferentes motivos, no acudirán a Milán están haciendo su "agosto" particular también en Internet. De manera legal, la compra y venta de entradas a través de anuncios clasificados como 'Mil anuncios', 'Vibbo' o  'Tablón de anuncios' se ha disparado. En este caso te libras de comisión pero no hay ninguna plataforma que tenga un papel de intermediario y responda por la transacción en caso de problemas y el vendedor tiene que optar por llamar la atención del comprador.

La típica publicación de "vendo boli bic y regalo una entrada" se ha versionado. "Vendo dos calcetines, de dos colores diferentes, y regalo entrada para la final de la Champions de tercera categoría por 2.000 euros"; "vendo chicles y regalo seis entradas de primera y segunda clase  por 18.000"; "vendo zapatillas nike de segunda mano y te regalo entrada para Milán por 1.200, abstenerse vikingos"; o "se venden dos coches de juguete y se regalan con ellos dos entradas. El precio de cada coche es de 1.700 euros", son algunas de las ofertas de última hora.

La desperación de algunos aficionados llega hasta el punto que han optado por el trueque y ofrecen entradas de otros eventos, como conciertos de Beyoncé o Bruce Springsteen por tickets para presenciar la final de la Liga de Campeones.

Además de la búsqueda de entradas, había quien pagaba por abonos prestados. En este contexto, el club colchonero abrió expediente a más de 60 socios que estaban revendiendo su abono a través de diversos portales de Internet. Fueron identificados y sus derechos como socios quedaron suspendidos.

Hasta 12.000 euros por ticket

España ya se ha convertido en el país que más entradas está comprando a través de Ticketbis —una de las plataformas de reventa de pases para eventos—, con el 22% de las transacciones. Mexicanos (16,1%) y brasileños (11,4%) completan el podio. En total, usuarios de más de 40 países han comprado entradas para la final.

El proceso de venta en las taquillas online es sencillo, tanto para vendedores como para compradores. El usuario que pone a la venta las localidades se garantiza que el portal web le de visibilidad y le busque compradores. Los portales web de este tipo gestionan los envíos entre comprador y vendedor así como la realización del pago, que se efectuará semanas después del evento. Al final de la operación, la empresa se lleva un 10% del importe total en concepto de comisión por hacer de intermediario y repartidor.

El precio medio de venta en dicha plataforma se sitúa en 2.127 euros, una cifra que no está al alcance de cualquiera pero que es la segunda más baja de los últimos 5 años, solo por debajo del precio medio del mismo enfrentamiento de hace dos años, que estaba en 1.681 euros. Hasta el momento, este año, según datos de Ticketbis, las entradas más caras para este partido las han comprado usuarios de Reino Unido que han pagado más de 12.000 euros por localidades de Categoría 1 en la zona neutral.

Por alta que parezca, no es la primera vez que se abona una cantidad parecida en Champions. Un total de 11.237 euros pagó un seguidor húngaro por una entrada VIP en la final del año pasado en Múnich que enfrentó a la Juventus y al Barcelona, donde vencieron los catalanes. Esa había sido la entrada más cara vendida en toda la historia de Ticketbis para un evento deportivo hasta ahora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento