Polémica en el mundo del boxeo estadounidense por el beso de un púgil a una periodista que le estaba entrevistando tras el combate. El boxeador búlgaro Kubrat Pulev, ídolo en su país, atendió amablemente las preguntas de Jenny Sushe y, al final de la entrevista, le plantó un inesperado beso en los labios.

La periodista reaccionó con risas y un "¡Jesucristo!" mientras miraba a cámara. No se ha pronunciado al respecto, sin embargo, las redes sociales han ardido tras el episodio.

Pulev sale con la estrella del pop búlgaro Andrea, pero eso no le impidió besar sin permiso a la periodista americana.

El boxeador ha sumado su séptima victoria consecutiva y ya hay rumores de un posible combate contra Tyson Fury.