Piqué
El central de España Gerard Piqué, en rueda de prensa. EFE

El jugador de la selección española Gerard Piqué se mostró cauto de cara al partido que enfrentará a España ante Paraguay, y en el que lucharán para hacerse un hueco en las semifinales del Mundial de Sudáfrica, y aseguró que de perder no sería nunca un "fracaso" aunque sí una "decepción".

El defensa catalán advirtió de que Paraguay no será un rival fácil y que tendrán que jugar sus bazas para salir victoriosos. "Hemos estado viendo algunos vídeos del equipo. Son fuertes en defensa y juegan con agresividad, además presionan muy bien. Los delanteros también son potentes y en cualquier ocasión te pueden meter un gol, aunque plantearán un equipo más bien defensivo. Los dos equipos usaremos nuestras armas para vencer", admitió.

Son fuertes en defensa y juegan con agresividad

Piqué no quiso oír hablar de las semifinales y avisó que hay que ir paso a paso. "El partido de este sábado es de los más importantes que ha tenido España en su historia como para estar pensando ahora en las semifinales. La selección sólo ha pasado una vez en la historia así que hay que centrarse en Paraguay. Si ganamos ya habrá tiempo para pensar en la siguiente ronda", explicó.

El central de la roja también habló sobre las palabras  de Menotti, ex jugador y técnico argentino, en las que aseguró que el 'culé' es el mejor central que ha visto desde Beckenbauer. "Es un halago y le agradezco sus palabras. Hay gente a la que gusto más y otros a los que menos. Lo único que hago es intentar darlo todo por el equipo y mis compañeros", subrayó.

Del Bosque pasa del victimismo

Por su parte, el seleccionador nacional, Vicente del Bosque, llamó a "desconfiar del victimismo" paraguayo  y aseguró que España mantiene un "extraordinario respeto" hacia el combinado sudamericano.

"Tenemos un extraordinario respeto hacia Paraguay y tenemos la seguridad absoluta de que no será un partido fácil. Debemos desconfiar de los que se plantan en tono victimista, en el fútbol hay tanta igualdad que cualquier cosa puede pasar. Tenemos que prepararnos para la dificultad de un equipo que puede pasar", avisó Del Bosque en rueda de prensa.

Entre grandes selecciones cualquier cosa puede pasarPese a que "cualquiera puede ser titular y no hay nadie marginado" en el equipo español, Del Bosque está empleando un once tipo bastante claro porque "ofrece más garantías". Pese a ello, no cree que su equipo vaya a acusar problemas físicos. "No tengo duda de que la mente es tan importante o más que la buena condición física", apuntó.

Mirando al resto de equipos, el seleccionador aseguró que la eliminación de Brasil "no es una lección" porque "Holanda ha hecho méritos para acceder a semifinales". "Entre grandes selecciones cualquier cosa puede pasar", señaló Del Bosque, que ensalzó el duelo Alemania-Argentina, del que saldrá el hipotético rival de España en semifinales.

"No tengo ningún favorito. Es una eliminatoria que hará una buena propaganda del fútbol con dos estilos distintos y bien marcados. Es América contra Europa, con una Alemania que siempre está en las finales y que es un dificilísimo rival", zanjó.