Óscar Pereiro
Óscar Pereiro, en una imagen de archivo. EFE

El vencedor del Tour de Francia 2006, Oscar Pereiro, anunció, durante una rueda de prensa que convocó para denunciar un incumplimiento de contrato del Astaná, con el que se había comprometido el pasado 12 de noviembre, que es "muy probable" que se retire del ciclismo profesional.

"Lo más probable es que este sea mi adiós. Soy la persona más realista y así lo pienso. Mis representantes están intentando buscar una salida y hablando con equipos, pero ahora mismo es muy difícil porque tengo un contrato firmado que entra en vigor el 1 de enero. Tampoco podría firmar por otro club porque habría duplicidad de contratos. Antes tendría que rescindir con Astaná", aseguró Pereiro.

"Estoy bien, tranquilo. Si me retiro comenzaré una nueva vida. Desde hace cuatro meses ya tenía en mente que igual esta era mi última temporada, aunque la verdad es que la opción del Astaná me había devuelto la ilusión", añadió el ciclista gallego.

Lo más probable es que este sea mi adiós soy realista y así lo piensoDurante su comparecencia ante los medios de comunicación, el ex corredor del Caisse d Epargne relató cómo fueron sucediendo los acontecimientos desde que se comprometió con el Astaná el pasado 12 de noviembre.

"Al día siguiente de la carrera benéfica que organicé, me llamó el director deportivo del Astaná -Giuseppe Martinelli- para decirme que habían recibido todo por parte de la UCI y que el equipo médico ya había valorado el carne biológico y todo estaba bien", explicó Pereiro.

"A partir de ahí, empecé a observar un distanciamiento entre las dos partes porque no tenía noticias de ellos. Luego, tras varios días de incertidumbre, me llamó el 'manager' del Astana -el francés Yvon Sanquer- para ver si podíamos renegociar el contrato y le digo que no porque ya lo había rebajado en un tercio", continuó narrando el ciclista.

Además, Pereiro también reveló que, posteriormente, Yvon Sanquer lo volvió a llamar para comunicarle que estaba recibiendo "muchas presiones" para romper el contrato, por lo que sería imposible pagarle la cantidad económica firmada.

"Me dijeron  que no podían llegar al presupuesto  y que se habían precipitado en firmarme en esas cantidades. Les digo que me entiendan y que no voy a rebajar las cantidades, compitiendo en un país extranjero y con todo nuevo. Mi sueldo iba a ser tres o cuatro veces menor que el que cobraba en el Caisse d Epargne", aclaró Pereiro.

"Esto fue el viernes de la pasada semana. Me dijeron que tenían presiones y que no podían llevar el contrato adelante. Por eso, les avisé que el tema lo había puesto en manos de mis abogados y que éstos me dicen que es bastante defendible porque hay numerosos hechos que demuestran que hay un acuerdo entre las dos partes", añadió.

Finalmente, Pereiro dejó claro que irá "hasta el final" en este caso para defender su contrato, por lo que si el Astaná, al que ayer ya le envió toda la información, no da marcha atrás en cinco días, acabará denunciando al equipo en el que milita Alberto Contador.