"Salté por mi familia, mi entrenador y sobre todo... por España", dijo la gallega, de 22 años, tras colgarse el preciado metal. "No sé ni qué decir ahora mismo porque todavía estoy en 'shock'. Me siento muy feliz, muy orgullosa del trabajo y creo que nos merecíamos este salto", añadió.

"Podemos estar entre las mejores del mundo y de verdad que no me lo esperaba. Es un campeonato del mundo", repitió la coruñesa en la zona mixta del campeoanto. "Faltaban algunas pero estaban casi todas. Cuando llegué aquí estaba súper difícil, pero mira ahora", añadió.

Por último, Peleteiro -que ha logrado el primer metal para España en triple salto en un Mundial- agradeció a Iván Pedroso el trabajo de estos últimos meses y, principalmente, una vez llegados a Reino Unido. "Iván me ayudó a reaccionar y a no dormirme. Fue un sorpresón de marca", finalizó la gallega, que saltó 14,40 metros.