Dani Pedrosa
El piloto español de MotoGP Dani Pedrosa. AGENCIAS

El piloto español de Repsol Honda, Dani Pedrosa, disputará finalmente el Gran Premio de Catalunya, en la categoría de MotoGP que se disputará el próximo domingo en el circuito de Montmeló, después de que el reconocimiento médico de su lesión haya sido favorable.

"Afortunadamente, voy a poder competir este fin de semana en Montmeló. Me hace mucha ilusión, porque no quería perderme esta cita tan importante por nada del mundo", comenta el propio Pedrosa en su página de internet, tras recibir el visto bueno de los doctores. 

El catalán, que sufrió en Mugello una caída que le provocó la fractura del trocánter mayor del fémur derecho (hueso muy cercano al tendón piramidal que afecta al nervio ciático), ha confirmado en un comunicado que estará presente en la próxima prueba del Campeonato del Mundo de Motociclismo.

Somos conscientes de que físicamente no estoy recuperado, no estoy al 100%

"Lo que pasó en Mugello queda ya atrás. Queda olvidado. Ahora toca afrontar el Gran Premio de Catalunya con ilusión, aunque eso sí, somos conscientes de que físicamente no estoy recuperado, no estoy al 100%. Así que este fin de semana tocará sufrir, pero estoy preparado para ello", añade.

Después de una semana de reposo absoluto, el piloto del Repsol Honda Team ha sido examinado por los doctores Xavier Mir y Manel Ribas, quienes tras realizarle nuevas pruebas han dado el visto bueno para su participación en la cita catalana, en la que tratará de recortar puntos en la clasificación general (4º con 57 puntos, a 33 del líder, Casey Stoner).

"Hoy he vuelto a ir la Dexeus, y el Dr. Mir y el Dr. Ribas me han hecho una ecografía para ver la evolución de la fractura. Todavía me duele, pero estoy contento porque me han dicho que puedo correr, y sobre todo, ya me han podido hacer una infiltración para ir viendo cómo reacciono ante los efectos de la anestesia y los antiinflamatorios que me han puesto", añade Pedrosa.

Quería correr ante su público

El español, asimismo, señala que deseaba estar en Montmeló porque era consciente de que perderse esa carrera podría significar descolgarse "demasiado en la clasificación": "Y porque no quería de ninguna manera perderme correr delante de nuestra afición, de mis amigos y de mis familiares", asevera en su página web.