«Con el paso de los años he logrado controlar mi fuerza»
Amaya Valdemoro, galardonada con el premio a la mejor jugadora del torneo.

Con la voz cascada tras la fiesta con que la noche del domingo celebraron la plata del Europeo, Amaya Valdemoro, galardonada con el premio a la mejor jugadora del torneo, nos habla el día después de la final en la que España rozó el oro.

Supongo que la plata sabe amarga después de la remontada que protagonizaron y de tener el oro tan cerca…

Algo sí, pero sabe mejor ahora que tras el partido. Hemos hecho algo muy grande y muy bonito. Somos un equipo pequeñito y peleón.

¿Con qué se queda de este Europeo?

Con el grupo humano, que es maravilloso.

¿Compensa el título de mejor jugadora del torneo el no haber conseguido el oro?

Qué va, para nada. Yo cambiaba todo por el oro.

Ahora ¿hacia dónde mira?

Pasaré unos días en Madrid, con mi familia, y luego a Rusia.

¿Tiene ganas de volver allí?

Me da pereza, pero hay que ir.

¿Le queda mucha cuerda en el baloncesto?

Aún espero estar unos años ahí arriba…

La fuerza es una de las características que siempre destacan en usted ¿crece o decae con los años?

Sigue siendo la misma, pero con los años la tengo más controlada. Antes era como una revolución.

¿Le gusta que le llamen la Pau Gasol de las chicas?

Me lo han dicho ya tantas veces que… pero es un halago, porque Pau es un gran jugador al que admiro.

Respecto a la canasta que escupió el aro y que pudo significar el oro…

¡Buffff!, lancé y ni miré porque pensaba que había entrado, creí que estaba dentro pero… luego se me saltaban las lágrimas.

BIO

Amaya Valdemoro nació el 18 de agosto de 1976 en Madrid. Mide 1,82 metros y a los 21 años se marchó a EE UU para jugar en la WNBA. Actualmente, juega en el Samara ruso.