Los protagonistas de la película francesa Yamakasi utilizaban el parkour para desenvolverse por las calles y los edificios de París. El fin de semana pasado, en el mercado vienés de Meiselmarkt, se citaron los mejores freerunners de la tierra para la primera competición mundial de esta disciplina urbana.

El vencedor de la prueba se rompió tibia y peroné en su último truco

2.800 personas se reunieron para disfrutar con las piruetas de los 29 participantes de 12 países. La victoria fue para el británico Ryan Doyle, quien no pudo celebrar su éxito, ya que en su último truco se rompió la tibia y el peroné: "Mi último truco era una triple voltereta desde una de las plataformas. Creo que quizá ha sido demasiado atrevido... Cuando me he enterado, ya en el hospital, de que había ganado, afortunadamente, ya sabía que no era tan serio como pensaba".

Segundo fue Víctor López (EE UU) y tercero, Marcus Gustafsson (Suecia).

Españoles sin suerte

Los dos representantes españoles, Dani Sampayo y Erick Valiño, no se clasificaron para las rondas finales, ya que aunque son muy buenos en parkour (desplazarse de un punto a otro usando tu cuerpo de la manera más eficaz posible), no les fue como deseaban en freerunning (el mismo objetivo, pero adornándose de acrobacias utilizando obstáculos urbanos).

"Hemos aprendido y disfrutado de cómo evoluciona nuestro deporte en cada país", explicó Dani Sampayo, el padre del parkour en España.