PAOLO GUERRERO (PERÚ)
El delantero peruano es un fijo en las convocatorias, pero se va a perder la cita mundialista por culpa de una sanción por dopaje que hace mucho daño al combinado andino. A la selección de Gareca le va a tocar reinventarse sin su estrella de cara a Rusia. EFE

Paolo Guerrero podrá jugar el Mundial de Rusia 2018. El Tribunal Federal de Suiza le ha perdonado de manera provisional la sanción de 14 meses impuesta por el TAS tras dar positivo por cocacína tras un partido de clasificación ante Argentina.

En octubre de 2017, Guerrero firmaba un gran encuentro contra la albiceleste en el histórico empate a 2 en el que él lograba el primero de los goles. Tras el partido, dio positivo por cocaína.

La FIFA le inhabilitó por un año y el Tribunal Administrativo del Deporte (TAS, por sus siglas en francés) le impuso una sanción de catorce meses, por lo que el Mundial se esfumaba para el capitán peruano.

Una clasificación histórica

Perú se clasificó para Rusia en la repesca ante Nueva Zelanda sin su capitán en sus filas. Pero el clamor popular ansiaba su presencia en la cita mundialista. Y finalmente, así será.

El jugador y su equipo legal presentaron alegaciones al Tribunal Federal de Suiza, una estancia a la que el TAS no iba a contradecir, por lo que no tratarán de revertir la decisión y el futbolista del Flamengo vivirá el sueño mundialista con su país.

"El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS por sus siglas en francés) ha sido informado del recurso y la solicitud urgente de suspensión de la sanción presentados por el jugador de fútbol peruano Paolo Guerrero ante el Tribunal Federal Suizo (TFS). El recurso está dirigido contra el laudo arbitral del TAS que acogió parcialmente la apelación presentada por la Agencia Mundial Anti-Doping (WADA por sus siglas en inglés) contra la decisión dictada por el Comité de Apelación de la FIFA el 20 de diciembre de 2017, en virtud del cual se incrementó la suspensión del Sr. Guerrero de 6 a 14 meses", ha explicado el TAS en un comunicado.