Otro palo al ciclismo
Isaac Gálvez durante la prueba que estaba disputando en Gante.(Efe)
El mundo del ciclismo no para de recibir malas noticias. A los continuos escándalos de dopaje por los que se ve salpicado se sumó ayer la muerte de Isaac Gálvez. El corredor del Illes Balears, de 31 años, falleció en la madrugada del sábado al domingo como consecuencia de una mala caída tras chocar con el belga Dimitri De Fauw en la 66 edición de los Seis Días de Gante, prueba en pista.

Gálvez, que fue reanimado en el lugar del accidente, murió cuando estaba siendo trasladado al hospital universitario de la localidad belga. Su cadáver será repatriado mañana.

 El catalán estaba cerrando una brillante campaña: debutó con dos triunfos en la Vuelta a Mallorca, en febrero, y en marzo, en Mezieres (Francia), venció en la primera etapa del Criterium Internacional, batiendo a uno de los mejores esprínters del mundo, Zabel.

Se casó hace 15 días

Aunque fue fuera del terreno profesional donde alcanzó su mayor éxito, como recordó Eusebio Unzúe, su director deportivo: «El chaval se había casado hace 15 días». Su compañero Alejandro Valverde le recordó ayer tras ganar el Criterium Ciudad de Murcia: «Mi victoria va dedicada a Gálvez y a su familia».

Un especialista de la velocidad

Doble campeón mundial

Natural de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), sus 31 años los pasó intentando combinar la carretera con el velódromo. En el asfalto, Gálvez alcanzó la profesionalidad en 2000 cuando entró a formar parte del equipo Kelme, en el que permaneció hasta  2003. Luego, el catalán fichó por Illes Balears. Aunque fue en la pista donde consiguió ser el número uno. En 1999 se proclamó en Berlín campeón del mundo de americana formando pareja con Joan Llaneras. El pasado 16 de abril repitió éxito, en la modalidad de Madison, con la misma pareja, en los Mundiales que se disputaron en Burdeos.