De una operación de compraventa de acciones del Valencia a una simple reunión de negocios. Esa fue la dimensión que, en pocas horas, quisieron darle al encuentro que ayer mantuvieron el presidente Juan Soler, el empresario Juan Villalonga y Vicente Soriano, segundo máximo accionista de la entidad y el gran opositor a la gestión presidencial.

Se especulaba con la venta de las 70.000 acciones (30% del accionariado) de Soler a cambio de 65 millones de euros, pero el Valencia, en una nota oficial, desmintió esa operación: «En ningún caso se ha tratado de la compraventa de acciones del Valencia que posee Juan Soler».

El club matizó que el encuentro tuvo lugar «dentro de una relación profesional que vienen manteniendo ambos desde hace meses, en las cuales se ha analizado la explotación y potencial de negocio que ofrece el Valencia CF y su nuevo estadio en el mercado internacional».

Soriano, por su parte, daba a entender otra versión: la reunión se organizó para «analizar la situación que atraviesa la sociedad, buscando siempre las mejores soluciones de futuro». «La presencia de Vicente Soriano ha sido a petición de Juan Villalonga, el cual quería que estuviera presente en la reunión el segundo máximo accionista», informó el Valencia. Tras la Copa, nuevas conversaciones.

El apartado Cañizares, por su parte, avisó: «No descarto el papelón por el que ha tenido que pasar Albelda si es la única solución posible».

Koeman: «El Barça es favorito»

El Valencia visita hoy al Barcelona (22.00 h, Telecinco) en la ida de las semifinales de la Copa del Rey, la competición a la que la entidad de Mestalla se ha entregado  en cuerpo y alma como vía rápida para sumar un título. «El Barcelona es el favorito, pero en la Copa siempre hay sorpresas», señaló Koeman, quien recupera a David Villa y Iván Helguera.