Lucas Ordóñez, del videojuego al circuito

  • El madrileño fue el más rápido en un concurso de Playstation.
  • Ahora es un piloto profesional y compite en el Europeo de GT4.
  • "Cuando me enteré del concurso me apunté sin dudarlo".
Lucas Ordóñez, con el videojuego que le ayudó a saltar a los circuitos y con su actual coche de carreras.
Lucas Ordóñez, con el videojuego que le ayudó a saltar a los circuitos y con su actual coche de carreras.
GTA

Muchos niños, y no tan niños, sueñan con ser pilotos de carreras mientras devoran kilómetros virtuales con la consola desde el salón de su casa. Esa fantasía se convirtió en realidad para Lucas Ordóñez, un joven madrileño de 23 años, que el pasado verano ganó un concurso de Playstation y este año compite en el Europeo de GT4.

"No era ningún friki de esos que se pasan todo el día enganchados a la consola. Sólo jugaba de vez en cuando con mi hermano, pero el videojuego se me daba bien y cuando me enteré del concurso me apunté sin dudarlo", recuerda Lucas.

A partir de ahí sí que se convirtió en un friki: "Entonces me lo tomé en serio y jugué hasta que me dolieron los ojos durante mes y medio. Quedé entre los tres primeros de España y pude ir a la final Europea de Silverstone". Esos días de vicio, sin embargo, no fueron muy bien vistos por sus allegados: "Mi novia y mi madre estaban hasta las narices, pero yo les decía que como ganara se iban a enterar".

Duras pruebas físicas

Una vez en Silverstone, el concurso se puso serio para los 22 ases del videojuego que alcanzaron la final continental. El premio era disputar las 24 h de Dubai con un coche de verdad y había que demostrar algo más que pericia con la consola.

Había un militar inglés que nos levantaba por sorpresa a las 6.00 h
"Durante una semana hicimos test de conducción en el circuito, exámenes teóricos y un entrenamiento físico muy duro", explica Lucas. Algunas pruebas fueron agotadoras: "Había un militar inglés que nos levantaba por sorpresa a las 6.00 h y nos hacía dar una vuelta corriendo a Silverstone (5,1 km) o cruzar a nado un lago cercano".
Lucas, que de pequeño había competido en karts, fue el mejor y el elegido para ir a
Dubai, aunque antes tuvo que sacarse un carné: "Necesitaba la licencia de piloto internacional para la que debes completar al menos 15 carreras. No paré de correr en tres meses hasta que me la saqué".

En
Dubai compartió equipo con
Johnny Herbert y logró tiempos similares a los del ex piloto de
Fórmula 1. El equipo Nissan quedó encantado y le propuso disputar este año el Europeo de GT4.
Lleva un podio en el Europeo de GT4

Lucas Ordóñez es quinto en el Europeo de GT4 tras las dos primeras citas de la temporada. Debutó con un podio en Silverstone y logró un sexto puesto en Italia. Este fin de semana se disputa la tercera prueba en el circuito alemán de Oschersleben. En su web personal
www.lucasordonez.com se pueden seguir sus progresos.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento