La madrugada en Melbourne no ha sido nada buena para los españoles que entraban en liza en las pistas del Abierto de Australia. El primero en caer fue Guillermo García López que aunque estuvo combativo no pudo con el actual campeón, Stanislas Wawrinka, tras él se despidió del torneo David Ferrer ante uno de los jugadores que pero se le dan, Key Nishikori.

El japonés alcanzó por segunda vez los cuartos de final del Abierto de Australia al derrotar al español Ferrer, por 6-3, 6-3 y 6-3.

Vencer a un jugador tan combativo como Ferrer no siempre es fácil, pero el discípulo de Michael Chang, finalista del Abierto de Estados Unidos el año pasado, lo consiguió en dos horas y seis minutos, sin ceder una solo punto de rotura, rompiendo en cinco ocasiones al español y con 43 golpes ganadores, para encadenar la quinta victoria consecutiva ante el de Javea al que venció el pasado año cuatro veces, y dejar el balance en 7-3.

"Siempre estoy dispuesto a luchar contra Ferrer durante cinco sets, y estoy sorprendido en ganar en tres y muy feliz", dijo Kei.

Nishikori, primer japonés en alcanzar hace tres años los cuartos del Abierto de Australia desde que comenzó la Era Open, se enfrentará en esta ronda contra el suizo Stanislas Wawrinka, defensor del título al que derrotó en Nueva York el año pasado, una de las tres muescas que consiguió entonces entre jugadores "top-ten". "Ganar aquel partido me dio mucha confianza", recordó el japonés.

Wawrinka se enfrentará al nipón después de vencer al español Guillermo García-López, por 7-6 (2), 6-4, 4-6 y 7-6 (8), tras salvar cinco bolas de set en el último desempate.

El suizo Stanislas Wawrinka, defensor del título, no tuvo un partido fácil ante un combativo García López que llegó a ganar el tercer set y disfrutó de varias bolas para llegar a un quinto al colocarse en el último desempate del partido 5-0 y gozar de cinco bolas de set.

Wawrinka se impuso en tres horas y dos minutos, con 15 saques directos.

Por su parte, Feliciano López volvió a tirar de épica para salvar bolas de partido ante el 'cañonero' canadiense Milos Raonic, pero acabó cayendo en cinco sets por 6-4, 4-6, 6-3, 6-7(7) y 6-3 después de más de tres horas de partido.