Ona Carbonell durant el seu solo en les FINA World Series de Barcelona
Ona Carbonell durant el seu solo en les FINA World Series de Barcelona JORDI LÓPEZ/RFEN - Archivo

Ona Carbonell, de vuelta al equipo y centrada en este Mundial pre-olímpico, a sólo un años de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, es la gran baza para el equipo español, que apenas sueña con ver medalla en el cuello de la nadadora catalana.

Con su rutina del 'solo técnico', con un discurso de Nelson Mandela acompañado de una base musical, Ona está sorprendiendo a los jueces y llega a esta cita con la medalla de oro conquistada en la Super Final de las Series Mundiales en el Duna Arena de Budapest (Hungría).

Pese a que ahora tendrá que lidiar con la todopoderosa Rusia, así como con las líderes de China, Japón y Ucrania, Carbonell apunta a medalla si puede desplegar su rutina como lo ha venido haciendo desde su presentación en las Series Mundiales de Barcelona.

Más complicado será rascar medalla en los dúos, formado en su rutina libre por Ona Carbonell y Paula Ramírez -que superaron a Francia en las World Series pero superadas por Ucrania- y por Ramírez y Sara Saldaña en el dúo técnico. En equipos, España aspira a ser cuarta, por detrás de Rusia, China, Ucrania o Japón, superando a una Italia con la que está codo a codo.

Será un Mundial movido para una natación artística acostumbrada a tener unos ranking muy marcados y a ver pocos cambios en la puntuación de los jueces. Rusia apunta al oro, con China por detrás y una lucha abierta entre Ucrania y Japón por el bronce, salvo sorpresa española. Como novedad, junto a los solo, dúo, equipo y combo se une el 'highlights' -donde priman las acrobacias- y los dúos mixtos.

LOS SALTOS, UNA GRAN MURALLA CHINA

También arranca este viernes la competición de salto, donde se espera un dominio chino dados los ocho oros ganados de trece posibles en los anteriores Mundiales de Budapest (Hungría) en 2017. El auge desde los Juegos de Pekín 2008 es increíble, alzando una muralla difícil de atravesar para el resto de países.

España sólo lleva a este Mundial de Corea del Sur al flamante campeón de Europa júnior en trampolín de 1 metro Adrián Abadía, que igual que Nico García-Boissier competirá en las pruebas de 1 y 3 metros en el Centro Acuático Municipal de la Universidad de Nambu.

LAS AGUAS ABIERTAS HABLAN NEERLANDÉS

Del 13 al 19 de julio tendrán lugar las pruebas de aguas abiertas, en el Yeosu Expo Ocean Park de Gwangju, con la neerlandesa Sharon van Rouwendaal como gran protagonista, pues en el Europeo de Glasgow conquistó los 5 y 10 kilómetros y la prueba por equipos, y en Corea aspira a ganarlo todo de nuevo y sumar la prueba de los 25 kilómetros.

La delegación española estará formada por Paula Ruiz (5 y 10 kilómetros), María de Valdés (5 km), María Vilas (10 km), Alberto Martínez (10 y 25 km), Raúl Santiago (5 km) y Guillem Pujol (5 y 10 km). Además, la RFEN deja abierta la posibilidad de competir en el relevo de 5 kilómetros en función de los resultados individuales y las necesidades del equipo nacional.