Pepe Quiles, uno de los accionistas de la empresa de ropa y equipamientos deportivos Kelme, lamentó la repercusión generada por la decisión de
cancelar de manera unilateral el contrato de patrocinio con Oleguer, pero defendió su "libertad" para contratar y no contratar a quien considera que "no está en su sitio".

"Estamos en el deporte para contratar deportistas y buscamos la imagen que consideramos adecuada para vender artículos. No queremos que alguien que viste y calza Kelme revierta opiniones políticas o enfrentamientos políticos ", aseguró.

Quiles subrayó que la única ligazón que buscan con los deportistas es "simplemente deporte". "Queremos deportistas que hagan comentarios alrededor del deporte y no permitimos que un deportista nuestro hable de otras cosas que no sean deporte. Le contratamos y le pagamos para eso", destacó.

No permitimos que un deportista hable de otras cosas que no sean deporte. Nos tienen que respetar.

En este sentido, y ante las manifestaciones de la portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Marina Llansana, en las que aseguraba que la decisión de Kelme es "un ataque a la libertad de expresión", Quiles solicitó respeto: "La libertad de expresión que piden es la libertad de expresión que tenemos todos, libertad para contratar o no a quien consideramos que no está en su sitio y un deportista tiene que estar en su sitio. Nosotros estamos en el nuestro y nos tienen que respetar", confesó.

"No queremos estar ni dentro ni fuera, no queremos ni estar ni entrar en ninguna discusión. Oleguer puede decir lo que quiera y no podemos prohibírselo, pero nosotros contratamos deportistas y cuando uno hace una cosa que no está dentro de lo normal debe saber lo que le puede pasar", agregó.

Por último, Quiles, poseedor de la mitad de las acciones de la empresa Kelme, dijo "respetar" la iniciativa de un grupo de internautas de lanzar una campaña de boicot contra la marca a través de la red. "No podemos hacer nada, pero nosotros somos igual de libres que los demás para tomar nuestras decisiones. Queremos deportistas y no personas que desconocemos por dónde pueden salir", concluyó