Lamar Odom
El exjugador de los Angeles Lakers Lamar Odom, a su llegada al aeropuerto de Bilbao, tras ser contratado por el Laboral Kutxa para los dos próximos meses. EFE

Lamar Odom ha anunciado que vuelve al baloncesto, más de cinco años después de jugar su último partido como profesional (lo hizo con la camiseta del Baskonia) y tras superar una sobredosis de cocaína en un burdel de Las Vegas en 2015 que le tuvo al borde de la muerte.

"Finalmente puedo compartir con vosotros que vuelvo a jugar al baloncesto. Jugaré en China. ¡Dios es bueno! Gracias señor por darme otra oportunidad en la vida", fueron las palabras de Odom para anunciar que regresaba al baloncesto. Eso sí, el ex de los Lakers todavía no ha anunciado el equipo en el que jugará pero lo más seguro es que sea el Shenzhen Leopards, después de el jugador viajase la semana pasada a Shezen por cuestión de negocios.

Odom jugó durante 14 temporadas en la NBA (Clippers, Heat, Lakers y Mavericks) y promedió 13,3 puntos; 8,4 rebotes y 3,7 asistencias en 961 partidos. Sin embargo, su vida extra deportiva ha copado muchas más portadas que su aptitudes como jugador.

En 2011 estuvo envuelto en un accidente de tráfico en el que falleció un adolescente de 15 años. Cuatro años después, en 2015, salvó la vida de milagro tras quedar inconsciente por una sobredosis y dos años más tarde volvió a sufrir un colapso en Los Ángeles por culpa del alcohol. En 2016 fue expulsado de un avión por ir ebrio y vomitar dentro y hace apenas unos días se vio envuelto en un altercado con armas de fuego a la salida de una hamburguesería.

Ahora, el baloncesto da una segunda oportunidad a un Lamar Odom que necesita volver a sentirse importante.