Messi y el árbitro
Messi conversa con un árbitro durante un partido del Barcelona. EFE

La International Football Association Board, la organización dependiente de la FIFA y encargada de definir  la reglamentación del mundo del fútbol, ha anunciado que a partir del próximo 1 de junio habrá cambios drásticos en algunas normas que sin duda llamarán mucho la atención entre los aficionados.

La más importante tiene que ver con los lanzamientos de penalti durante los partidos, en los que ya no habrá opción de rechace. De esta forma, si el portero detiene el disparo o el balón se estrella contra los palos, la jugada se parará automáticamente y se reiniciará con un saque de puerta.

Otra norma importante a tener en cuenta tiene que ver con las manos en ataque dentro del área; si un jugador, aunque sea de forma no intencionada, toca la pelota con el brazo y lo manda directamente a la portería, o genera una segunda jugada y su equipo acaba marcando, esa acción no tendrá validez.

La IFAB también ha hecho públicas otras normas menos trascendentes, como que el jugador sustituido no tenga que salir por el medio campo, que un compañero pueda tocar la pelota dentro del área en un saque de la puerta tras el saque del portero, y que los entrenadores volverán a ver cartulinas.